MotoGP | GP de Japón Héctor Barberá se sube a la Ducati oficial en Motegi

El valenciano será el sustituto de Andrea Ianonne, aún convaleciente de su lesión en las vértebras: «Es una noticia increíble»

Héctor Barberá, frente a su Ducati habitual del equipo Avintia
Héctor Barberá, frente a su Ducati habitual del equipo Avintia - MotoGP
EFE - Actualizado: Guardado en:

Héctor Barberá se subirá en el GP de Japón de MotoGP que este fin de semana se disputa en el circuito de Motegi a la Ducati Desmosedici GP16 del italiano Andrea Iannone, quien todavía no se ha recuperado de su «micro fractura en la vértebra D3».

Iannone, que fue sustituido por su compatriota Michele Pirro en el GP de Aragón que se disputó en Motorland, no puede acudir a la carrera japonesa por estar realizando unos entrenamientos con el prototipo de 2017 en el circuito de la Comunidad Valenciana y los responsables de Ducati han pensando en el español para suplirlo al menos en la carrera nipona.

Barberá, que en la actualidad disputa el Mundial de MotoGP con la versión 14.2 de la Desmosedici en el equipo Avintia se «despertó» con la noticia nada más aterrizar en Tokio, aunque no ha sido hasta este jueves cuando desde el fabricante de Borgo Panigale se le ha confirmado que sería él quien sustituyese a Andrea Iannone en una de las dos Ducati oficiales de fábrica.

Su lugar en el equipo Avintia lo ocupará el australiano Mike Jones, campeón australiano de 2015 en Superbike con Kawasaki y que en la actualidad es quinto en esa competición sobre una Ducati del equipo del ex campeón mundial de esa nacionalidad, Troy Bayliss.

«Soy consciente de que vengo para una sustitución, que no es mi sitio ni donde me voy a quedar, pero confío mucho en mí»

«Estoy un poco como en shock pues me ha costado mucho llegar hasta aquí, llevamos dos años muy buenos y bastante competitivos y ayer al llegar al aeropuerto me comentó Bocha (Agustín Escobar) que había esta posibilidad y estaba un poco nervioso ya que habíamos coincidido en el aeropuerto con Gigi Dall'Igna y me comentó que teníamos que hablar», explicó Barberá.

«Al salir del aeropuerto para coger el coche ya me comentó Bocha que había un 95 por ciento de posibilidades de que me pudiera montar en esta moto y casi se me para el corazón», reconoció el valenciano.

«Es increíble la noticia, es un sueño de pequeño al que quieres llegar, pero soy consciente de que vengo para una sustitución, que no es mi sitio ni donde me voy a quedar, pero confío mucho en mí, en hacerlo y trabajar bien y en afrontar un fin de semana lo más positivo posible», aseguró Héctor Barberá.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios