Las chicas del equipo nigeriano de Bobsleigh
Las chicas del equipo nigeriano de Bobsleigh - UNDER ARMOUR

PyeongChang 2018Las nigerianas que han conseguido un sueño imposible

Serán el primer equipo africano que disputa unos Juegos Olímpicos y lo harán a bordo de un trineo de bobsled

Actualizado:

Pase lo que pase en PyeongChang, ellas ya han ganado. El mero hecho de estar y participar en la cita olímpica invernal es ya un sueño para ellas. Uno que parecía imposible cuando se lanzaron a la aventura y que hace solo unas semanas se hizo finalmente realidad. Entre medias, largas jornadas de entrenamiento lejos del hielo, elemento extraño en su país de origen, que les ha regalado la oportunidad de disputar unos Juegos Olímpicos.

Hablamos de Seun Adigun, Akuoma Omeoga, and Ngozi Onwumere, los rostros más conocidos estos días en Nigeria, donde se han convertido en unas estrellas de la noche a la mañana. Todo empezó cuando Seun Adigun, vallista en los Juegos de Londres 2012, vio un día una competición de bobsled. La idea de volver a una cita olímpica y el hecho de que ningún africano lo hubiera conseguido nunca alimentó ese sueño.

A los pocos días, la deportista -que vivía en Estados Unidos- se enroló en un programa de entrenamiento del equipo de Bobsled de aquel país y poco después lo abandonó para formar un trío junto a Omeoga y Onwumere con PyeongChang 2018 en la cabeza.

Los inicios fueron complicados. Adigun tomó las riendas del trineo. Pasó de tripulante a conductora y tuvo que aprenderse de memoria las curvas de cada circuito para poder competir. Fue una locura, ya que cualquier error puede echar al traste la bajada. Faltaba también el apoyo económico, y como en otras muchas historias de superación, el patrocinio popular contribuyó de manera decisiva a su causa.

Los entrenamientos sobre un trineo fabricado en madera les sirvió antes de lanzarse al hielo. Esa superficie desconocida en lugar de origen, que se ha convertido en una amiga para ellas. Tras la clasificación, los focos apuntan incesantes hacia ellas. Serán uno de los puntos de atención de los Juegos de 2018, donde tratarán de hacer un papel digno para dejar en lo más alto al deporte africano en sus primeros Juegos Olímpicos de Invierno.