Brignoli remata a portería para hacer el empate ante el Milán
Brignoli remata a portería para hacer el empate ante el Milán - EFE
Italia

El modesto héroe del Benevento se confiesa: «He cerrado los ojos»

Alberto Brignoli, portero del colista de la liga italiana, confiesa que lo siente por Donnarumma y que remató con la nuca

Actualizado:

Este lunes Alberto Brignoli está en boca de todos los aficionados al fútbol en Italia y casi en todo el mundo. El portero del Benevento se convirtió en el héroe de la jornada en la 'Serie A' al marcar en el minuto 95 el gol del empate ante el Milán y darle a su equipo el primer punto en la máxima categoría del 'Calcio'.

«No te sé decir cuántos mensajes me han llegado. Ayer antes del partido tenía 5.000 o 6.000 seguidores en Instagram, ahora tengo unos 32.000», explica el guardameta en el programa de radio '105 Friends'.

«Cuando iba a entrar al área me ha pasado por los ojos la imagen del gol que después he hecho, como un flash, diez segundos antes de marcar. Lo vi primero en mi cabeza y luego todo salió bien. Ni siquiera he visto entrar el balón porque estaba girado del otro lado, he rematado con la nuca», recuerda Brignoli.

Solidaridad con Donnarumma

La única pega que Brignoli le pone a su tanto, que toma el testigo del que Taibi hizo en abril de 2001 como último gol marcado por un portero en la 'Serie A', es que lo siente «por Donnarumma», según cuenta a la 'Gazzetta dello Sport'. «Un día le contaré a mis hijos que le marqué un gol, porque en diez años se hablará de él como de Buffon», añade.

Pese a su viral diana, el portero no se anima a cambiar de demarcación: «No, no me gusta correr y no tengo paciencia».

«Me han dicho que me parecía a Aldo en la escena de 'Tres hombres y una pierna' y tienen razón. He cerrado los ojos», bromea el portero del Benevento sobre el gol.

Un gol que hizo llorar al presidente del modesto club italiano, colista de la máxima categoría. «He visto llorar al presidente Vigorito. Quizás se ofenda por haber dicho esto, porque es muy reservado, pero no importa».