Segunda B

El Marbella, el mejor equipo de Europa

El conjunto presidido por el ruso Grinberg y entrenado por el francés Nafti es el único que ha ganado todos los partidos esta temporada

Formación del Marbella Fútbol Club
Formación del Marbella Fútbol Club - @marbella_fc

De la mano del entrenador francés Mehdi Nafti, ex jugador de equipos como Racing, Valladolid, Murcia o Cádiz, el Marbella no para de dar alegrías a sus aficionados. El conjunto de la Costa del Sol vencía este domingo al Mérida (2-1) y sumaba su séptimo triunfo consecutivo en el Grupo IV de Segunda división B. Pleno de puntos porque esta temporada el cuadro malagueño cuenta sus partidos por victorias y es el único de Europa que ha ganado todo lo que ha jugado. Un éxito que la plantilla y el cuerpo técnico celebraban en el vestuario con euforia después del duelo ante los extremeños. También su presidente, el rusoAlexander Grinberg, un loco del fútbol que es fanático del Spartak de Moscú y que ahora vibra con su Marbella.

Nafti, entrenador del Marbella
Nafti, entrenador del Marbella

La llegada de Nafti al banquillo ha cambiado definitivamente la cara al Marbella, que el año pasado acababa en el puesto 14 y sufría hasta el final para asegurar la permanencia en la división de bronce del fútbol español. Después de siete jornadas, el conjunto andaluz suma 21 puntos, con 14 goles a favor y cinco en contra. Este domingo eran los tantos de Añón y Goti los que daban el triunfo al club que preside el ruso Alexander Grinberg, empresario que se hacía con la entidad a mitad de la temporada 2012-13. Fue él quien de manera inesperada apareció en la ciudad para convertirse en el máximo inversor, pagar la deuda de 250.000 euros y poner al día las mensualidades de jugadores y proveedores. El equipo andaba por mitad de la tabla del grupo IX de Tercera División y la deuda amenazaba con llevarse por delante años de historia.

Alexander Grinberg es un ruso que aparece en la lista Forbes y que desde hace una década está afincando en la Costa del Sol después de que se enamorara de la ciudad marbellí. Su gran sueño es guiar a la entidad a la zona noble del fútbol español. Alejado del estilo personalista que suelen utilizar otros magnates, el «Abramovich del Marbella» se ha rodeado de un buen equipo de colaboradores y los resultados comienzan a llegar. Su equipo arrasa esta temporada y es el único de Europa que cuenta sus apariciones por victorias.

Este empresario, que vive a caballo entre Marbella y Moscú, tiene las ideas claras para hacer funcionar a su equipo. Ha dado estabilidad al club, al que salvaba de la quiebra, paga religiosamente a sus trabajadores y mantiene una buena relación con el Ayuntamiento, propietario del Municipal donde juega sus partidos el conjunto marbellí. Un estadio con capacidad para 7.300 espectadores y con más de 40 años de antigüedad. Sin embargo, una de sus primeras decisiones al aterrizar sí resultó un tanto caprichosa. Con el visto bueno de la Federación, cambiaba el nombre de la Unión Deportiva Marbella, que se convertía en Marbella Fútbol Club para darle un toque más internacional a sus siglas.

Dedicado, entre otros asuntos a los negocios inmobiliarios y al sector naval, Grinberg también ha dado un impulso a la cantera del Marbella y ahora mira con optimismo e ilusión el futuro de su equipo. Su proyecto va muy en serio y cada vez cuenta con más tirón y apoyo por parte de los vecinos de esta localidad costasoleña. Una semana más es feliz viendo a su equipo en lo más alto de la clasificación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios