Álex Fernández volvió al once titular ante el Valladolid tras cumplir su partido de sanción frente al Sporting.
Álex Fernández volvió al once titular ante el Valladolid tras cumplir su partido de sanción frente al Sporting.
Cádiz CF

La pizarra del Valladolid-Cádiz CF

El Cádiz CF hace un partido similar a otras salidas pero el remate del capitán da un punto salvador que debe cambiar las sensaciones
Por  19:54 h.

Álvaro Cervera analizaba tras el empate en Valladolid un partido que realmente no fue muy distinto al de otros fines de semana. El Cádiz CF salió a que no pasara nada y el choque transcuyera por el camino del error local, obviando que para ello tiene que ser el propio Cádiz el que no cometa fallos. El gol de Servando en el descuento ponia un empate que hacía justicia y que debe cambiar los síntomas del equipo de Cervera.

1. Barral a la izquierda.

Sin Aitor en la convocatoria, Cervera hacia como en Vallecas pero colocando a David Barral más pegado a la banda. Ello supone renunciar a algo fundamental en el Cádiz de Cervera, el ataque por los extremos. El rival lo sabe y ello implica que las vigilancias se remitan solo a la presencia de Salvi. Lógicamente, David Barral no da profundidad por su banda y suele caer más al centro. Con todo, el Cádiz sigue sin tener con o sin Alvarito en el campo la claridad ofensiva que tenía en la primera vuelta.

2. Igualdad total hasta el fallo amarillo.

Nada de nada o casi nada de uno y otro. El Valladolid creaba el mismo peligro que el Cádiz en alguna que otra ocasión aislada, poco más. No obstante, un remate de Barral pudo cambiar un partido que lo hizo con el desajuste visitante que propició el gol de Toni Martínez. Otra vez a remontar y otra vez a remar contra corriente. Un partido de empate se pone cuesta arriba sin hacer nada del otro mundo el equipo rival.
Defender bien vale para mínimo empatar pero no para ganar hay que poner algo más.

3. Alberto Perea y Eugeni Valderrama, a la desesperada.

Cervera buscaba revulsivos y metia en el campo a sus jugones, a los que crean fútbol y juego con el balón en los pies. Y aunque ni Eugeni ni Perea fueron la revolución esperada, si se apreciaba que algo podía pasar en el campo.

Un balón colgado por el ex del Lorca encontraba la cabeza del alma del equipo. Servando ponía el gol y la esperanza de que el Cádiz necesita más que empates para conseguir algo importante. Por más que Cervera tenga un sistema exitoso , ello no es incompatible para que las vías del gol se encuentren de múltiples maneras. A seguir.