Kecojevic y Servando luchan con Lombo en el Tenerife-Cádiz CF.
Kecojevic y Servando luchan con Lombo en el Tenerife-Cádiz CF.
CÁDIZ CF

La pizarra del Tenerife-Cádiz CF: El error de perdonar

Los amarillos no sentencian y Martí gana la partida a Cervera en los cambios al contar con más soluciones
Por  16:14 h.

El Cádiz CF pesca un punto en el Heliodoro Rodríguez López que el pasado curso supo a gloria pero éste deja un regusto amargo. Por cómo se desarrollaron ambos duelos y por lo distinto del momento. Cervera mantiene a Abdullah como el recambio de José Mari, pero al de Comoras le falta el trabajo del roteño y urge encontrar otra figura. Brian Oliván sería la gran novedad en el once por la rotación a Lucas Bijker y Barral ocupaba la punta en lugar de Dani Romera. 4-2-3-1 de manual, con Álvaro y Salvi en las bandas y cediendo al balón al rival aunque con un ritmo de presión alto.

1.- La filosofía se mantiene

El Cádiz CF disputó en Tenerife el típico partido ‘cerveriano’. Sólo le faltó puntería y/o suerte, según se mire. Los amarillos preferían que el adversario, un cuadro con mucha calidad que además actuaba en casa, llevara la iniciativa mientras optaba por salir al contragolpe. En los primeros minutos faltó precisión (el verde dificultó el juego de los dos contendientes) y no se armaron contras con sentido.

Todo cambiaba con el tanto de Jon Ander Garrido. El de Barakaldo se crece ante la ausencia de José Mari. Abarca más campo y toma las riendas, acepta el rol de líder y manda sobre sus compañeros.  Él solo se comió al doble pivote blanquillo. Y si además culmina ese trabajo con un golazo, miel sobre hojuelas.

2.- La entrada de Moha no funciona

Cervera cambió un tanto su postura en la segunda mitad. No por la entrada de Carpio en lugar de Servando, si no por la persona elegida en el segundo cambio. En lugar de Dani Romera, o Carillo (que era imposible al estar lesionado), prefirió a Moha para refrescar la vanguardia y retirar a Barral. Pero ni el Cádiz CF ni él mismo supieron aprovechar su velocidad para cazar los espacios tinerfeños. A Moha le sobra potencia y le falta técnica y visión de juego, si bien cuenta con muchísimos años para mejorar en este aspecto.

En esos minutos, en el ecuador de la segunda mitad, la escuadra visitante reúne ocasiones para sentenciar pero perdona ante la portería rival. Aquí estuvo la diferencia con respecto a otros muchos partidos de desarrollo similar.

3.- Villar y Juan Carlos cambian al Tenerife

Y si en otras ocasiones el míster ha ganado muchos partidos, en Tenerife la jugada le salía rana. En gran parte porque estaba condicionado. Amén de la inclusión de Moha, saca a Abdullah por motivos físicos y coloca al central Villanueva en el doble pivote. Quizás no tenía alternativa. En el otro banco, Martí reacciona con Juan Carlos Real y Juan Villar, y especialmente el onubense rompe el partido por su carril. Desquicia a un Brian sobrepasado, marca el gol y hasta tiene posibilidades de hacer el segundo. Desde el banquillo resucitan los chicharreros, que aunque rescatan un punto no evita la sensación de que en una eliminaria como la del curso pasado, el resultado podría haber sido diferente.