Balón colgado al área durante el Lugo-Cádiz CF.
Balón colgado al área durante el Lugo-Cádiz CF.
CÁDIZ CF

La pizarra del Lugo 0-1 Cádiz CF

Partido completo del equipo de Cervera en el Anxo Carro basado en la velocidad y la solidez defensiva
Por  18:34 h.

Partidazo del Cádiz CF en Lugo marcado por la gran cantidad de ocasiones que tuvieron los amarillos, el peligro que creó una y otra vez por banda y un paradón de Cifuentes a última hora que permitió a los de Cervera regresar a Andalucía con los tres puntos en el bolsillo.

Solidez defensiva

El equipo no recibió una ocasión hasta el minuto de partido, cuando Cifuentes logró pararle un mano a mano a un delantero rival. El Lugo tuvo la pelota durante muchos momentos del choque, pero en ningún momento supo como meterle mano al entramado defensivo diseñado por Álvaro Cervera.

La clave del éxito del juego defensivo de los amarillos es que los once jugadores que están sobre el campo defienden antes que atacan. Los delanteros, Barral y Romera, tienen muy claro que son los primeros defensores. Los extremos, Salvi y Nico, no pararon de subir y bajar sus bandas durante todo el partido. Brian, muy enchufado tras su suplencia en la primera jornada, no deja los huecos atrás que solía. Y qué decir de Carpio, el bastión defensivo del equipo. El hombre más seguro.

Un detalle de lo claras que tienen las cosas los de Cervera a nivel defensivo se vivió en un saque de banda lucense mediada la primera mitad. En un típico dos contra dos, el extremo y el lateral del Lugo intentaban una jugada para defender al extremo y al lateral cadista. Brian, muy atento, corrigió a Romera para que cerrara un hueco por el centro, y los amarillos se acabaron llevando la pelota.

Cervera trabaja mucho ese tipo de jugadas defensivas, y los frutos se ven en el terreno de juego.

Versatilidad de los extremos

Los tres extremos que salieron de inicio ante el Lugo; Salvi, Aitor y Nico, jugaron una primera parte soberbia, volviendo loca a la zaga local. El sanluqueño se movió por todo el frente de ataque y demostró que sabe centrar con ambas piernas y que cree más en su juego que el año pasado.

Aitor, aunque salió enfadado por ser cambiado a principios de la segunda parte, jugó una primera mitad muy buena por la izquierda, en los que fueron sus mejores minutos de la temporada. Se le vio liberado sin Álvaro García en el campo.

También estuvo a gran nivel Nico, que consiguió marcharse de su marcador en varias ocasiones y que estuvo muy activo durante todo el choque tanto en ataque como en defensa. Moha, que salió al final, estuvo algo impreciso en varias acciones y falló dos goles cantados, pero fue el hombre clave del choque al forzar la pena máxima que acabó en el único gol del partido.

Falta de gol

Muchas ocasiones y muy poco acierto. El equipo lo pudo pagar caro al final. Dos palos, dos remates de cabeza a bocajarro y varias contras desaprovechadas por el equipo durante el partido. Lo único que se le puede echar en cara al Cádiz CF en el Anxo Carro es que no marcara antes y que no sentenciase tras el gol. Por eso, la intervención de Alberto Cifuentes en los últimos minutos parando un mano a mano fue clave.

Ante el Alcorcón, el equipo amarillo tampoco supo aprovechar las ocasiones que tuvo. Se trata del único pero que se le puede poner a los de Álvaro Cervera en este inicio de campaña tan completo que están teniendo, con siete puntos de nueve posibles y un solo gol en contra.