Lucas Bijker, en un lance del juego.
Lucas Bijker, en un lance del juego.
Cádiz CF

Reflexiones del Cádiz CF 1 Valladolid 0

Los hombres de Cervera sumaron tres nuevos puntos en un triunfo fundamentado en el colectivo
Por  13:39 h.

1.No es nada fácil ganar cuatro partidos seguidos y el Cádiz CF lo consiguió en lo que debe verse como un paso al frente en sus aspiraciones al ascenso.

2. La victoria se fundamentó en un trabajo colectivo basado en la concentración y en la intensidad. No destacó nadie por encima del equipo. Eso lo dice todo.

3. Cervera le vio las orejas al lobo en la segunda parte, justo en el momento en el que el Valladolid acechó la portería de Cifuentes metiendo al Cádiz CF atrás. El ‘catequista’ se percató de ello y supo sacar a los suyos de la trinchera, que de buenas a primeras volvieron a presentarse en campo contrario buscando el segundo gol y desactivando el dominio pucelano.

4. Es lógico que Cervera anime día tras día a Carrillo con sus palabras. El trabajo del murciano es bestial y siempre anda muy alejado de la zona de remate.

5. El triple pivote de Álex, Garrido y José Mari es lo más parecido al cuerpo de guardaespaldas de un primer ministro. Todo orden, toda intendencia y toda responsabilidad recaen sobre tres jugadores que ven más allá de sus obligaciones.

6. Tercer partido seguido del Cádiz CF en el que llega un gol a balón parado tras una sequía en esta faceta alarmante. De pronto, ha llegado el maná.

7. Lucas Bijker jugó dos partidos. Uno, desastroso, en la primera parte y otro, brillante, en la segunda. De ser un coladero en la primera mitad pasó a ser un muro infranqueable en la segunda, en la que también dio un magnífico pase a Carrillo para dejarlo solo ante el portero.

8. El de la megafonía de Carranza batió su propio récord. Se comió dos cambios del Valladolid. ¡Y ese, Cádiz Oé!

9. Acostumbrados a la falta de deportividad y a las continuas refriegas entre futbolistas, cabe destacar el gran clima de camaradería que reinó en cada acción del partido pese a la tensión del resultado apretado.

10. Buen trabajo en el campo de Rubén Cruz durante sus minutos en juego. Forzó una expulsión (muy discutible de que fuera hasta falta) y templó el revolucionado ataque amarillo.

y 11. El domingo que viene llega el Albacete a Carranza. Ya se sabe que ganar dos partidos seguidos en casa es algo complicado y que va contras las normas no escritas del fútbol. Si este Cádiz CF es capaz de ganar, será capaz de todo.