Los últimos empates del equipo han hecho alejarse el ascenso directo.
Los últimos empates del equipo han hecho alejarse el ascenso directo.

Cádiz CF

Y de nuevo el muro

El Cádiz CF vuelve a 'olvidarse' del ascenso directo para centrarse en sus aspiraciones actuales

Por  12:57 h.

Las últimas jornadas han sido un tanto bipolar para el Cádiz CF. Igual se pensaba que el equipo de Cervera, tras ganar con más pena que gloria a Sevilla Atlético y Cultural Leonesa, no estaba apto para competir por un puesto en el ‘play off’ como que, tras el empate en Vallecas, sí lo estaba hasta para ascender de forma automática al quedar clasificado dentro de los dos primeros puestos. Todo es relativo. Todo.

Porque tras la disputa de las dos últimas jornadas, el muro ha vuelto a ponerse en frente del Cádiz CF. Sin duda, el empate ante el Almería en Carranza, el tercero de forma consecutiva, ha vuelto a abrir los ojos a la afición como que le ha dado un reflejo de realidad a la plantilla. El Cádiz CF, este Cádiz CF, está para lo que está. Y eso no es otra cosa que para no salirse del guion que con tanto acierto intenta marcar su entrenador. Y ese, por más cansino que pueda resultar escucharlo, no es otro que el del ‘partido a partido y ya se verá dónde se llega’. No queda otra. Es el camino y en cuanto algunos se salen de él, aparecen los resbalones. Como el del pasado viernes ante el conjunto de Lucas Alcaraz.

Cuatro puntos. Esa es la distancia que de nuevo se interpone entre el ascenso directo -una quimera no hace mucho- y el Cádiz CF. Una distancia alcanzable, sí, pero igual de considerable.

Rayo Vallecano y Sporting de Gijón, tras la caída en desgracia de un equipazo como el Huesca. parece que han vuelto a poner la directa y que por historia, enjundia y presupuesto se les considera los claros favortios para el ascenso directo. Detrás, remando, aparece el Cádiz CF entre otros equipos que también guardan mucho respeto.

Un muro de contención se ha vuelto a poner en frente del Cádiz CF. Dicho así puede sonar duro y hasta negativo, pero si desde el vestuario se sabe leer el nuevo orden de la clasificación no tiene porque ser así. Es cierto que con la dinámica de las tres últimas jornadas no se puede llegar a clasificar para ‘play off’ nadie que lo intente sumando un punto por partido. No hay que hacer cuentas ni liarse a teclazos con la calculadora. Resulta obvio. Sin embargo, el calendario invita a hacerse una pregunta. ¿Es bueno o malo enfrentarse a rivales directos que deban arriesgar algo más que el Almería en Carranza? Habrá que verlo, pero desde luego el hecho de enfrentarse a rivales que luchan por la permanencia y que firman empates a domicilio nada más salir de la caseta no resulta muy sencillo para un Cádiz CF al que le cuesta la vida abrir espacios entre defensas amontonadas.

Por eso mismo, el calendario que le espera al Cádiz CF, además de apasionante, puede resultar hasta beneficioso para el juego del equipo de Cervera.

De momento, el discurso se ha bajado de las nubes tras el tropiezo ante el Almería y la confrontación con el muro del ascenso directo. Cuatro puntos de distancia es lo mínimo que se despacha para cerrar la boquita en cuanto al ascenso directo. Se agradece los mensajes ambiciosos, pero cuando resultan contraproducentes pues como que no interesan. Cuatro puntos son también los que separan al Cádiz CF del séptimo clasificado. Misma distancia, pero con diferentes sensaciones. Ahora mismo, más vale guardar la ropa que saltar a por otra que igual no se puede alcanzar. Mesura.

Ayer mismo, en Onda Cero, el capitán Servando marcó la nueva pauta de la que se salieron la semana pasada Barral y Garrido. “Ni vemos la clasificación ni hacemos números en el vestuario”. En definitiva, el partido a partido.