Manuel Vizcaíno, antes del partido ante el Celta.
Manuel Vizcaíno, antes del partido ante el Celta.

Cádiz CF

Vizcaíno ya está en el punto de mira de fondo sur

Un sector de esta grada insultó al presidente cadista debido a su política de cantera

Por  18:22 h.

El tema de la gestión de la cantera del Cádiz CF aún flota en la siempre marejada del entorno cadista. Que si Villarreal y Sevilla son los ‘dueños’ de los canteranos por un dinero dado por estos clubes al Cádiz CF como préstamo, que si no es del todo así y Manuel Vizcaíno jura y perjura que son dos clubes amigos que lo único que han hecho es ingresar liquidez al Cádiz CF a cambio de tener preferencia en el fichajes de las promesas cadistas…. El caso es que muchos aficionados no están del todo contentos con estos tejemanejes que está haciendo el presidente del Cádiz CF, al que desde varios sectores se le achaca que esté vendiendo o hipotecando la cantera del Cádiz CF. Todo esto está haciendo que Vizcaíno comience a estar en el punto de mira de los aficionados más radicales del fondo sur, que el pasado miércoles comenzaron a dejar claro cuál es su punto de vista en este asunto.

Todo estas informaciones acerca de la gestión de la cantera ha llegado a las gradas del estadio, donde durante el partido de Copa del Rey ante el Celta de Vigo se pudo escuchar algunas faltas de consideración con el actual presidente del Cádiz CF, si bien es cierto que en cuanto un sector de Brigadas Amarillas comenzó a cantar insultos contra Vizcaíno, al poco tiempo, estos gritos fueron silenciados por otros aficionados, también pertenecientes al mismo colectivo de animación.

El tema se fue caldeando poco a poco. El primer gol del Celta que echó al traste la ilusión de los cadistas dio paso a que el espectáculo y la diversión comenzase a vivirse fuera del terreno de juego. Así, el fondo sur comenzó a acordarse de Cheryshev, de Florentino Pérez y del Real Madrid, club al que se insultó para reprobación de buena parte de la grada de Carranza que no dudó en reprochar a Brigadas Amarillas que se insultase al club blanco en un partido que ya era historia.

Pero la actualidad cadista volvió a retomar el pulso del partido con ocasión de una buena jugada de Alberto Quintana, que según se dice parece estar en la lista de varios clubes de Primera, entre ellos, precisamente el Villarreal. Un buen lance del jugador gaditano provocó la ovación de todo el estadio y la irrupción en la misma de un cántico que pudo escucharse en todo el estadio y que provenía de fondo sur. ‘La cantera no se vende’ fue la consigna lanzada desde Brigadas y que incluso tuvo la aprobación de otros sectores de la grada. Más incómodo fue lo que pudo escucharse poco después. ‘Vizcaíno, hijo de puta’ fue coreado durante apenas cinco segundos, tiempo en el que se diluyó entre la llamada al orden de varios aficionados cercanos a los que lanzaban estos improperios a un presidente que, sin duda, comienza a estar en la diana de los aficionados más ruidosos.