Góngora trata de impedir la incursión de Salvi
Góngora trata de impedir la incursión de Salvi

Cádiz CF

Uno a uno del Cádiz CF: Salvi, a flote en un equipo hundido

El sanluqueño vuelve a despuntar en un conjunto que reina en la mediocridad más absoluta con unos jugadores totalmente perdidos

Por  20:17 h.

Una vez más el sanluqueño Salvi se salvó de la quema en el Cádiz CF. El jugador despuntó en un equipo hundido en la más absoluta mediocridad con jugadores a un mundo de lo que fueron y que lo dejaron patente en la derrota ante el UCAM. 

(Puntuaciones 0 a 5)

Cifuentes: (1) Poco que hacer en los dos goles, quizás algo más en el primero aunque el balón llega al rival tras un rebote y solo en el área.

Juanjo: (1) En su guerra particular buscando la mejor versión del que otrora fuera gran lateral derecho de Segunda B. Combina aciertos con fallos, sin regularidad ninguna. Corrió como el que más pero se sigue esperando mucho de él, el problema es que el tiempo se acabó.

Servando (1): Ni fu, ni fa. No mejora a Migue González, futbolista al que sustituyó. Los fallos del equipo en defensa son más achacables al sistema que a los cuatro de la zaga. Con todo, se puede meter al isleño en el saco de futbolistas que no están a su mejor nivel. Saco que está completo.

Aridane (1): A veces pone nervioso al personal con indecisiones con el balón. Impone su poderío físico aunque quizás debería hacerlo también cuando ataca, pocas veces cabecea a puerta por no decir ninguna. No sufrió demasiado con los escasos ataques de un UCAM que aún así marcó dos goles como si nada.

Andrés (1): Se le echa mucho de menos porque sigue muy por debajo de sus posibilidades. Quedó retratado con un par de jugadas, incluso el excadista Góngora se permitió el lujo de hacerle un túnel en banda. O espabila, o en la fase de ascenso la va a pasar canutas. A todo esto, sustituto no tiene. Claudio se cargó a Luis Pavez.

Mantecón (0): Nadie duda que Sergio Mantecón lo intente, quiera agradar y luche, pero todo eso es una cosa y otra bien distinta es que aporte algo al equipo. Cero patatero, nada. Seguramente jugar tan poco esta temporada le esté pasando factura, pero quizás dicha inactividad sea síntoma precisamente de que no puede seguir siendo jugador del Cádiz CF.

Abel Gómez (0): Vuelta a la titularidad para dejar patente que es mejor que vea los partidos desde la grada o el banquillo. Fallos más que aciertos, sin llevar el ritmo del partido, sin la batuta… Viendo el nivel de David Sánchez y Nana, que tampoco es para tirar cohetes, Abel Gómez es otro de los futbolistas perdidos en su propio mundo con una alargada sombra de lo que fueron que les condiciona.

Salvi (3): Es el oasis dentro de este desierto llamado Cádiz CF. Cada vez que tiene la pelota y espacio por delante pasa algo. Su gran déficit es que es un jugador que no tiene gol y eso no vale para tirar del carro. Ante el UCAM, su primer partido completo tras reaparecer de la lesión, fue el que más inquietud generó en la defensa rival. La afición coreó su nombre.

Jandro (0): Algo se había visto de Jandro en partidos anteriores pero en este estuvo muy desaparecido. El ex del Celta y Valencia necesita estar en contacto con el balón, si no lo hace le ocurre como ante el UCAM, desaparecido en combate. Otro que se queda sin tiempo.

Carlos Calvo (0): Una pena que Calvo no le haya dado continuidad a lo poco que se vio en Jumilla. Si quería minutos, los tuvo ante el UCAM y le quitó toda la razón del mundo a Cervera. Más si cabe viendo que el tiempo que estuvo Álvaro García en el campo hizo mil veces más que Carlos Calvo en el terreno de juego.

Lolo Plá (0): Es increíble que ni Claudio ni Cervera le hayan dado ya un banquillazo. Será porque no hay más cera que la que arde y en el banquillo no hay nadie que pueda sustituirlo. Ni ataca, ni asiste. Se pierde en sí mismo, lucha consigo mismo. En definitiva, se ha perdido aquel jugador que sorprendió a propios y extraños hace ya un mundo.

Álvaro García (2): Titular indiscutible siempre. Sin hacer nada del otro mundo, su participación le da otro aire al equipo gracias a su velocidad. Tanto Salvi como Álvaro García son las dos almas en las bandas de un equipo que no se sostiene. Mereció el gol el jugador utrerano, generó más ocasiones que nadie.

Machado (1): Tras un mundo sin jugar, Fran Machado volvió al verde. Ha tenido problemas de pubis que son complicados de recuperar, no obstante ello no excusa para justificar la mala temporada del granadino. Ante el UCAM lo intentó con poco éxito, sin entrar demasiado en juego. Lástima.

Despotovic (s.c.): Entró en la recta final para el deleite del personal, más por las burlas de la afición que otra cosa. Tocó un par de veces la pelota, quizás la grada se ceba en exceso con el jugador.