El Cádiz CF está completando una excelente temporada.
El Cádiz CF está completando una excelente temporada.

CÁDIZ CF

Una victoria en El Palo clasificaría este domingo al Cádiz CF para el ‘play off’ de ascenso

Con un triunfo, o haciendo lo mismo que el Granada B, certificaría el pase a la promoción

Por  12:00 h.

00El Cádiz CF está muy cerca de clasificarse para el ‘play off’ de ascenso, aunque su objetivo sin duda es el campeonato del Grupo IV, al alcance de la mano tras el tropiezo del UCAM Murcia.

En El Palo, este mismo domingo, los amarillos están en disposición de certificar su clasificación para la promoción de ascenso con una victoria en Málaga.

Un hito que puede lograr este Cádiz CF a seis jornadas del final, cuando el pasado curso hubo de pelear hasta el último día para entrar como cuarto.

Siete partidos restan para acabar el curso regular. Para el conjunto gaditano, cuatro duelos a domicilio y tres en el Ramón de Carranza. Yodos se juegan algo en este tramo final. La Balona y el Villanovense su pase al ‘play off’ y los otros cinco mantienen una agria lucha por la permanencia en la categoría de bronce.

La cuenta atrás de la escuadra amarilla comienza el domingo en El Palo en uno de los campos más difíciles del Grupo IV por sus dimensiones y al ser de césped artificial, si bien este año los paleños no le están sacando el rendimiento esperado y han sido muchos los visitantes que han sacado tajada de San Ignacio. Luego llega a Carranza la Balona, en buen estado de forma pero con muchos problemas lejos del Municipal.

Desplazamiento a Lucena, un feudo ‘imposible’ para el Cádiz CF aunque los cordobeses están sumidos en una gravísima crisis económica. Vuelta a Cádiz para recibir a un Cartagena con ánimos de salvación; salida a Córdoba para luchar con el filial, colista destacado; el Villanovense aparece por la plaza Madrid en la penúltima jornada y duelo en Arroyo en un choque que se espera de trámite.

Claudio y sus ayudantes pondrán en marcha un nuevo plan de trabajo en cuanto se ate el primer puesto. El objetivo es dosificar a los hombres con más minutos a sus espaldas sin perder el ritmo competitivo, otorgarle la confianza a aquellos con menos participación (aunque solo Arregi y Ricky son los descolgados), ‘limpiar’ de tarjetas a los jugadores del Cádiz CF que pueden temer una sanción por acumulación y mantener el nivel de juego y resultados para no acumular dudas.