José Antonio Castillo ha entrenado en las últimas temporadas con el primer equipo del Cádiz.
José Antonio Castillo ha entrenado en las últimas temporadas con el primer equipo del Cádiz.

CÁDIZ CF

Un Castillo gaditano para frenar al Cádiz CF en el Colombino

El portero tarifeño, ahora en el Recreativo de Huelva, analiza su salida del club amarillo tras nueve años en su cantera

Por  17:15 h.

José Antonio Delgado Castillo (Tarifa, 17/05/1995) ponía fin este verano a nueve años de cadismo. El canterano apenas levantaba un metro del suelo cuando hacía los petates y se recorría de sur a norte la provincia para cumplir con su sueño. Entró en categoría alevín y desde entonces los responsables de la cantera lo colocaban como el futuro portero del Cádiz CF, sin discusión.

Pero, como tantos otros, Castillo no triunfará de amarillo salvo que haya comprado un billete de vuelta. Esta temporada no alcanzaba un acuerdo con los actuales rectores y se marchaba de Carranza. Finalmente recalaba en el Recreativo de Huelva, el rival del Cádiz CF este próximo sábado. Firma por los onubenses para entrenar con el primer equipo y competir con el filial, en similares condiciones a lo que ha venido haciendo en las últimas campañas con el conjunto gaditano.

Lo lógico es que José Domínguez, técnico del Decano, alinee de inicio a Rubén y convoque a Luis Ribeiro para el banquillo. Si bien el meta portugués acaba de llegar y problemas a la hora de cursar la ficha abrirían la puerta al arquero gaditano. “Sería una situación súper extraña”, reconoce el guardameta, que pese a su salida no guarda rencor a nadie y sigue haciendo gala de cadismo.

La marcha de Castillo quedaba eclipsada por los movimientos del mercado veraniego. Precisamente hacía el viaje a Huelva justo cuando saltó el interés por Güiza. Sorprende un tanto, pues este canterano era una de las más firmes problemas de las categorías inferiores. En su día, el Real Madrid realizó una oferta por Diego González y él mismo. También perteneció durante una semana al Lazio de Roma, hasta que Sinergy le telefoneó para que volviera a la disciplina amarilla. Ahora se despide así, sin más.

El Cádiz CF solo contemplaba una cesión de Castillo (ya se lo planteó en diciembre) y con esto no convencía al portero, que terminaba contrato. Falta de sintonía con unos rectores que no confiaban en él tanto como los anteriores. No obstante, el tarifeño cree que esta vez el club sí que está apostando por los canteranos en los que realmente confía, no como antes que era ‘el Perro del Hortelano’, que ni come ni deja comer.

“Ahora por los que apuestan están apostando bien, y se comprueba con Alberto (Quintana) y Molina, que se están saliendo. Es una pena que yo no esté entre ellos, que no haya tenido buena experiencia con esta directiva y no haya tenido su suerte, pero nada más. El Cádiz CF tiene una buena cantera y los demás equipos de España lo están aprovechando”.

De su quinta, entre los que estaban Diego, Jaime y Galindo, ya solo queda Molina. De ese Cádiz CF que recuperó la División de Honor Juvenil y que se soñaba como base futura del equipo amarillo. Ahí quedó.