Los jugadores del Cádiz CF celebran un gol en Carranza.
Los jugadores del Cádiz CF celebran un gol en Carranza.

Cádiz CF

Tres partidos para apuntalar el buen arranque del Cádiz CF

Real Murcia y la visita al Melilla en Liga medirán el nivel amarillo, con la importancia decisiva del partido de Copa del Rey ante el Laredo

Por  13:42 h.

Once días para marcar el rumbo del Cádiz CF, poco más de una semana para certificar que el comienzo de temporada amarilla no es moco de pavo.

En ese periodo de tiempo, los amarillos afrontan tres partidos importantes y que pueden marcar el devenir más inmediato del conjunto dirigido por Claudio Barragán. Sobre todo, mirando a un encuentro de Copa del Rey decisivo más allá de lo meramente deportivo.

Para empezar, este sábado llega a Carranza un Real Murcia que no le va a poner las cosas nada fáciles al Cádiz CF. Ni Cartagena, Algeciras y Villanovense hacen sombra al potente equipo murciano que si bien empezó con dudas la campaña, ya se le ve más entonado y solo se vio frenado este pasado fin de semana con un empate frente al Linares.

Los pimentoneros tienen armas de sobra para plantar cara a los amarillos y seguro que han aprendido la lección del duelo ante el Cádiz CF de principios del mes de septiembre en Copa del Rey.

Si el choque de este fin de semana es importante tras el empate en Lorca, más lo será el duelo ante el Laredo del próximo miércoles. En juego, jugar contra un grande y muchos ingresos económicos si al Cádiz CF le toca el ‘gordo’ (véase Real Madrid o Barcelona). De ahí que los miramientos del club y del propio Claudio sean muchos con un duelo en el que van a jugar los pesos pesados del equipo.

Y para rematar estos 11 días intensos que se presentan, la visita a un siempre complicado en su campo Melilla. Aunque los norteafricanos no pasan por un buen momento siempre lo ponen complicado en el Álvarez Claro. Más aún al Cádiz CF que le cuesta un mundo sacar puntos de tierras melillenses.

Tres partidos para marcar el rítmo y confirmar que este Cádiz CF de Claudio es aspirante a todo y que tras años de comienzos irregulares, esta temporada el panorama es distinto.