Los futbolistas del Cádiz CF ya tienen la ropa de calle de la firma Spagnolo. :: francis jiménez
Los futbolistas del Cádiz CF ya tienen la ropa de calle de la firma Spagnolo. :: francis jiménez

CÁDIZ CF

PREVIA: El Cádiz CF se pone guapo para la primera cita

Gaditanos y catalanes, recién ascendidos, se ven las caras en un momento idílico para ambos clubes

Por  7:00 h.
Reus Deportiu
0
Cádiz
0
Reus Deportiu: Badía, Benito, Olmo, Atienza, Ángel Martins, López Garai, Ramón Folch, Jorge Díaz, Miramón, Fran Carbiá y Edgar.
Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Servando, Aridane, Brian Oliván, Garrido, Abdullah, Salvi, Eddy Silvestre, Álvaro y Ortuño.
Árbitro: Prieto Iglesias (colegio navarro).
Incidencias: Partido de la quinta jornada que se disputará en el Estadi Municipal de Reus.

Cádiz CF y Reus podrían haberse encontrado tiempo atrás, en otro momento y distinto escenario, pero han escogido la tarde ideal y el lugar idóneo para fijar su primera cita. Se verán cara a cara, se mirarán a las ojos, se tocarán y disfrutarán de esta oportunidad después de sufrir el desamor en los años precedentes. El destello de felicidad se percibe en sus pupilas y nada ni nadie podrá arrebatársela si mantienen ese idilio con el fútbol.

Inédito. Un compromiso que nunca se dió salvo en amistosos. Una primera vez pese a la historia centenaria de ambas entidades, y es que los rojinegros degustan la mejor época de su existencia. Así que el Cádiz CF se pone guapo para el encuentro, tanto que ha cambiado el olor a sudor por el de perfume, se viste de largo y viaja impecable a tierras catalanas.

Más allá de la imagen, el equipo amarillo atraviesa una coyuntura especial, la mejor de la última década manteniendo al margen el ‘play off’ por el estado de nervios y ansiedad. Se ha reencontrado con un término desconocido: tranquilidad. Como antesala de la euforia, pues no se acostumbran a la calma por estos lares.

La primera victoria en el regreso a Segunda ha colocado a los amarillos en la cumbre pero con la ilusión de seguir escalando montañas anexas mucho más altas y empinadas. Hay equipo, hay plantilla, hay entrenador y hay afición. Este Cádiz CF lo tiene todo para trocar el sufrimiento por la diversión.

El triunfo ante el Getafe representaba una liberación pues añadía puntos, el ingrediente esencial de este deporte, y aliñaba así el buen juego del conjunto de Carranza. Un espaldarazo a la labor del entrenador y sus pupilos, que confían en prorrogar hoy sábado (18.00 horas) en el domicilio del recién ascendido Reus. El míster ha zarandeado el armario y ha revuelto la ropa hasta encontrar el conjunto idóneo, que posiblemente luzca esta jornada.

El once será calcado al que doblegaba al equipo de Esnáider, con la única duda en la mediapunta, posición aún huérfana, y las posibles rotaciones que tenga en mente el entrenador para afrontar un futuro con jornada intersemanal.

Sin novedades en el once

La portería y la línea de cuatro se mantienen invariables merced a su buen trabajo, con Servando y Aridane en el eje de la zaga y Carpio y Brian en los laterales. Garrido y Abdullah funcionan como pareja por el juego aéreo del vasco y la rapidez y calidad del francés en la salida de balón.

Con las bandas perfectamente delimitadas y el pichichi Ortuño sin discusión en la punta de ataque, el interrogante se cierne sobre la posición del 10. La victoria frente al Getafe ‘obliga’ a repetir (ha copiado la convocatoria) y Eddy Silvestre compensa su incomodidad en ese puesto con la envergadura que ofrece para parar el juego aéreo y su sacrificio defensivo. No obstante, Rubén Cruz y Güiza tendrán minutos en esta trilogía que comienza en Reus, continúa en Carranza frente al Numancia y termian en casa con el Oviedo.

El Cádiz CF podrá mantener su filosofía de agazaparse y salir rápido al contragolpe por las bandas ya que el Reus es un plantel descarado, osado, que discute la pelota a todo adversario y que en el Estadi Municipal suele llevar el peso del juego con el control del esférico. No es casualidad. Natxo González dirige una escuadra confeccionada el pasado curso para ascender y que de la mano de Joan Oliver y la colaboración del agente Jorge Mendes piensa asentarse en el fútbol profesional.

El Reus quiere el balón

Curioso que después de un excelente arranque liguero, de ser séptimo con seis puntos y por ende el mejor recién ascendido, de permanecer imbatido, la sensación sea agridulce pues el juego no ha venido acompañado de mejores resultados. La falta de olfato, la dificultad para convertir en ocasiones y goles ese fútbol, ha lastrado a un conjunto pletórico de moral y convencido de que puede hacer daño a cualquiera.

El capitán Ramón Folch lidera a sus compañeros con sólo 26 años desde la medular, y el excadista Migue García aparece como el rostro más reconocido a la par que el de Pichu Atienza, ex del Hércules. Natxo González no baraja demasiados cambios, y la única apuesta llegaría en la referencia ofensiva.

Con más ilusión que nerviosismo en esta primera cita, los dos ‘nuevos’ poseen la oportunidad de convertirse en la revelación del comienzo y acumular un buen colchón para soñar con algo más que la permanencia. Un histórico que desea reescribir páginas de gloria y un novato cuya aparente fragilidad es un espejismo. Y sobre todo, jornada en Segunda División. Para que nadie se olvide.