Pablo Molina recogió el Trofeo de Barbate como capitán del Cádiz CF el pasado año.
Pablo Molina recogió el Trofeo de Barbate como capitán del Cádiz CF el pasado año.

Cádiz CF

La oportunidad de Pablo Molina

"Esta es la pretemporada de mi vida, no una más"

Por  17:00 h.

Una de las grandes y, sobre todo, buena noticia para el Cádiz CF en estas primeras semanas de pretemporada es la irrupción en el lateral izquierdo de un joven gaditano de 20 años: Pablo Molina. Hace poco más de una semana, el futbolista debutó con la camiseta del primer equipo ante el Barbate en el primer partido de pretemporada y su carta de presentación fue impoluta; desparpajo, trabajo, insistencia y gol. Terminó siendo uno de los mejores del partido y acabó luciendo el brazalete de capitán y recogiendo el trofeo barbateño.

Un gol que para un cadista de cuna como él significó mucho más que un simple tanto en el marcador. “Le dediqué el gol a mi padre. Fue un sueño, como volver a nacer y encima, con el brazalete de capitán. Un sueño para cualquier gaditano”, explicaba entusiasmado en su primera declaración a los medios como futbolista del Cádiz CF.

Un sueño que puede continuar si sigue trabajando como lo está haciendo, algo de lo que el lateral es muy consciente: “Estoy muy contento desde que me llamaron para hacer la pretemporada”, añade, “nada mas que tengo una meta que es luchar a tope y convencer al míster para que siga contando conmigo”.

Ofensivo, rápido y con potencia, Molina es perfectamente conocedor de sus bazas y de cómo estas le pueden ayudar a convencer a Claudio para que cuente con él esta temporada. “Yo me veo bien, aportando mi grano de arena, subiendo cuando tengo que subir y animando siempre a los compañeros si fallan en algo”, explicaba ayer tras la finalización del partido ante el Chiclana, donde también tuvo un destacado papel en la contundente victoria del Cádiz CF (1-4).

Cadista de cuna, Molina está ante la oportunidad de su vida para convertirse en un jugador importante para el Cádiz CF, un tren que no piensa dejar escapar: “Ojala me quede, cada entrenamiento es una final, para mí no es una pretemporada cualquiera, es la pretemporada“, resaltaba convencido, “ahora mismo estoy aquí y tengo que luchar cada minuto por este sueño”.