Jona y Cordero durante la presentación del delantero.
Jona y Cordero durante la presentación del delantero.

Cádiz CF

Jona, ahora o hasta otra

El delantero lleva tres partidos jugando como titular y no ha podido marcar en ninguno de ellos

Por  15:36 h.

Jona. Ese es el nombre del ‘9’ del Cádiz CF. Llegó en el mercado invernal procedente del Córdoba, equipo en el que comenzó como titular y acabó saliendo por la puerta trasera tras sumar solo tres goles y estar a la sombra de Guardiola. Al ser representado por Joaquín Viguera, un representante de la cuerda de Pina, todo se agilizó rápido para que el internacional hondureño recalase en un club del que se fue con la espinita clavada tras no poder ascenderlo a Segunda en la temporada que acabó Claudio en el banquillo. En aquella temporada marcó la friolera de 21 goles. Y eso que tuvo que compartir espacio con Airam Cabrea, el otro killer de aquel Cádiz CF. Puede que por esos buenos números su fichaje cayese bien en la mayoría del cadismo pese a que al ariete le persigue una fama de gafe que no puede con ella. Ha descendido con Jaén, UCAM, Albacete y lo iba haciendo con el Córdoba.

El caso es que Jona volvió a vestirse de amarillo y tras cinco partidos jugados (tres como titular) aún no ha mojado. Y claro, el personal comienza a impacientarse en grado sumo. Lógico.

El delantero es del gusto de Cervera, que muere con un jugador de referencia que le baje balones y los abra a las bandas. Es tanto el trabajo de Jona que cuando llega a los metros finales le aparece la asfixia. Ante el Lorca se trabajó una oportunidad magnífica pero a la hora de armar la pierna se le hizo de noche. Como todo delantero negado ante el gol, Jona comienza a estar obsesionado. Y no es para menos porque sabe que detrás suya hay compañeros con la misma hambre. Y lo que más le agobia es que los números comienzan a estar muy en su contra porque de los cuatro arietes él es el que cuenta con menos crédito. David Barral es el que mejor coeficiente le sale con cuatro goles en 818 minutos. Le sigue Carrillo con los mismos tantos pero con 1.127 minutos y luego aparece Dani Romera, con dos dianas en 565 minutos. Por su parte Jona acumula 312 miuutos y aún no se ha chupado el dedo vestido de amarillo en su segunda etapa.

Las apariciones de Jona no se han hecho esperar. Debutó en esta campaña con el Cádiz CF saliendo del banquillo en el Nàstic 0 Cádiz CF 0, donde jugó 26 minutos. Ante el Oviedo (2-1) en Carranza entró en la segunda parte para aportar en la remontada su empuje. Y los tres últimos encuentros ante Numancia (1-0 en Los Pajaritos), Lorca (0-0 en Carranza) y Osasuna (1-0) en El Sadar jugó los 90 minutos a excepción del que se jugó en Pamplona, donde fue retirado en el minuto 62′.

Cervera plantea y hará cambios en el once. En la retaguardia y en el centro del campo los hará seguro tras dejar fuera de la lista a Tienza y Villanueva, pero es una duda lo que hará en la punta del ataque, Barral apareció mucho más que Jona en la media hora que estuvo sobre el terreno de juego y no es descartable que el isleño vuelva al once en detrimento del jugador malagueño. De no ser así y de seguir Cervera apostando por Jona una cosa está clara: o marca o deja paso. El hecho de que este sábado se juegue ante un Sevilla Atlético prácticamente descendido y colista de la clasificación es una oportunidad magnífica para que Jona se reencuentre con el gol como cadista. Si la oportunidad la deja pasar, detrás, los Carrillo, Barral y Romera estarán como locos por aclararle las ideas al míster. Jona tiene la palabra. O ahora o hasta otra oportunidad.