Roger fue titular ante el Reus.
Roger fue titular ante el Reus.

CÁDIZ CF

El Levante no pasa del empate ante el Reus pero llegará a Carranza con la tarea prácticamente lista

El líder no podrá subir a Primera en el coliseo gaditano, aunque llega con el ascenso amarrado a falta de ocho jornadas

Por  21:56 h.

No pudo superar el Levante al Reus en el Ciudad de Valencia y se tuvo que conformar con un empate sin goles (0-0). A pesar del resultado, los granotas llegan con una tranquilidad absoluta al encuentro del próximo fin de semana a la cita de Carranza ante el Cádiz CF.

El ascenso del actual líder es cuestión de tiempo. Sin ir más lejos, 19 puntos tiene de ventaja el Levante sobre el Tenerife, tercer clasificado y sólo quedan 24 puntos en juego. Los cadistas están a 20 puntos de distancia. Eso sí, no habrá ascenso del Levante en Carranza. No lo habrá porque el Tenerife juega el domingo a las doce. En el mejor de los casos, y es complicado, puede festejarse el retorno a la máxima categoría del fútbol español si el Levante gana en Cádiz, el Getafe (que juega a la misma hora) pierde en el Coliseum ante el Nástic y el Tenerife tampoco puntúa en Soria a la mañana siguiente.

Por lo demás, poco se pudo contar al término de un encuentro poco fluido y escaso de ocasiones en el primer periodo. En la segunda parte, un Reus bien plantado fue capaz de sumar un empate ante el líder. El guardameta Édgar Badía fue determinante al evitar el gol de Verza en la última jugada.

FICHA TÉCNICA

Levante: Raúl Fernández; Pedro López, Postigo, Chema Rodríguez, Toño; Jason, Espinosa, Natxo Insa (Víctor Casadesús, 68′), Campaña (Verza, 86′), Paco Montañés (Morales, 63′); y Roger.

Reus: Édgar Badía; Miramón, Pichu Atienza, Olmo, Ángel Martínez; Folch, López Garai, Fran Carbiá (Vítor Silva, 64′), Jorge Díaz (Máyor, 79′), David Haro; y Édgar Hernández (Querol, 81′).

Árbitro: Valdés Aller, colegio castellano-leonés. Mostró cartulina amarilla al local Natxo Insa, y a los visitantes Édgar Hernández y David Haro.

Incidencias: Encuentro celebrado en el Estadio Ciudad de Valencia.