José Mari fue despedido por el Cádiz CF.
José Mari fue despedido por el Cádiz CF.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF rechaza una propuesta del abogado de José Mari de 25.000 euros como indemnización por despido

El club no teme que haya que abonar seis millones de euros si no llegan a un acuerdo y se plantan en el mínimo legal

Por  12:50 h.

El Cádiz CF y el canterano José Mari continúan con su tira y afloja. El pasado 26 de agosto estallaba la guerra, después de dos meses de batalla encubierta, cuando el club decidía despedirlo a cinco días del cierre del mercado. La entidad de Carranza quería renovar al futbolista, al que le quedaba un año de contrato y debía cumplirlo como profesional, para después cederlo al Sanluqueño como ya hizo con Zafra Jr.

Desde la parte del jugador optaron por guardar silencio pero era palpable su tremendo enfado, como se recogía en LA VOZ. En la carta de despedida argumentaban “la disminución progresiva de su rendimiento, de forma voluntaria”, como motivo de su cese. Lo culpaban sin discusión. Además de haberlo puesto de ‘patitas’ en la calle con poco margen de error para reaccionar, la indemnización ofrecida por el Cádiz CF no convencía al delantero isleño.

Esta semana se ha vivido un nuevo capítulo de este culebrón. José Mari, tras pedir asesoramiento a los abogados de la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), reclamaba al Cádiz CF seis millones de euros. Y es que su contrato refleja una ‘cláusula de rescisión’ con esta cantidad, que al no quedar especificada debería corresponder a las dos partes: jugador y empresa. Al enterarse de esta noticia por los medios, el letrado cadista Diego García se echó las manos a la cabeza, asegurando que esto es un despropósito, y que hay un “0% de posibilidades” de que prospere esta petición, que no es una denuncia.

A la par, el Cádiz CF ha recibido una propuesta del abogado de la AFE que asesora a José Mari para llegar a un acuerdo. Pide 25.000 euros de indemnización o, lo que es lo mismo, el año de contrato que le restaba al futbolista. De 6 millones se pasa a 25.000 euros. Pues el club gaditano la ha rechazado, pues solo está dispuesto a abonar el mínimo legal (aproximadamente la mitad de esa cantidad) y no se mueve de esa posición.

Por su parte, José Mari no ha querido hablar con CANAL AMARILLO con la excusa de que dará su versión cuando esté el asunto solucionado. Sigue sin equipo y con la temporada ya iniciada. El tiempo ya es un problema, para todos.