Brigadas Amarillas, en un instante del partido del Trofeo Carranza ante el Granada.
Brigadas Amarillas, en un instante del partido del Trofeo Carranza ante el Granada.

CÁDIZ CF

Brigadas Amarillas abandonó el estadio por la actitud benevolente de Carranza hacia Güiza

Molestaron la ovación con la que muchos cadistas recibieron al delantero y los abucheos a los pitos de este colectivo

Por  19:00 h.

Dani Güiza ha dividido al cadismo. Es un hecho objetivo, perfectamente constatable desde que se anunció oficialmente su fichaje por el Cádiz CF. Antes, cuando solo era una posibilidad, un amplio sector de la hinchada amarilla se oponía a su contratación por sus declaraciones en las que despreciaba a la entidad gaditana.

No obstante, una vez que el club lo presentaba en el Ramón de Carranza, las opiniones se han equilibrado. Muchos de los críticos han digerido como han podido el fichaje de Güiza y lo aplaudirán mientras vista la camiseta amarilla siempre que ofrezca un buen rendimiento. No están dispuestos a crispar el ambiente del estadio.

A su vez, muchos aficionados mantienen su postura contraria al delantero jerezano. Se pudieron escuchar gritos durísimos en su presentación como jugador amarillo, y este sábado cuando Güiza terminaba el calentamiento para debutar con el Cádiz en el Carranza ante el Granada CF con motivo del Trofeo. Especialmente en Fondo Sur, donde se ubica Brigadas Amarillas, sonaron cánticos en contra del futbolista y silbidos cuando se anunció su entrada por la megafonía y se dispuso a jugar los 15 minutos del final.

Entonces, militantes de Brigadas Amarillas decidían abandonar sus asientos en Fondo Sur y bien se marchaban del estadio o se cambiaban de ubicación. La concatenación de acontecimientos obligaba a pensar que era un desplante por la salida al campo de Güiza, pero sus miembros señalan que hay algo más.

Aunque se hizo de forma individual, improvisada, sin haberlo aprobado en ninguna junta o asamblea, se trató de un enfado por la benevolencia de muchos cadistas hacia la figura de Dani Güiza. Brigadas Amarillas no entiende que al delantero jerezano se le reciba como un ídolo, se le aplauda, después de haber hecho gala de anticadismo. Eso sentó mal. Y que encima varios seguidores abuchearan a los propios Brigadas por mostrar su malestar.

Así que, visto que el encuentro estaba sentenciado, tomaron la salida del Carranza. Aún se desconoce si habrá comunicado para explicar esta postura. Brigadas Amarillas también tiene intención de enfriar este clima enrarecido, de crispación, que puede perjudicar al equipo, y en cuanto comience la Liga pueden parar los pitos y abucheos a Dani Güiza. Sea por el Cádiz CF.