Carlos Antón, nuevo entrenador del San Roque de Lepe.
Carlos Antón, nuevo entrenador del San Roque de Lepe.

Cádiz CF

Antón: “Me preocupa más mi equipo que el Cádiz CF”

El nuevo técnico aurinegro valora más que sus jugadores adquieran sus "dos o tres" conceptos que ha trabajado

Por  16:19 h.

Carlos Antón es el nuevo entrenador del San Roque de Lepe. Este joven madrileño ha aceptado este martes el reto de salvar en diez jornadas al conjunto aurinegro que el gaditano Juanito ha dejado en zona de descenso a dos puntos de la salvación.

Antón es el nuevo jefe del vestuario lepero y esta semana ha sido presentado en mitad de la incertidumbre que genera un hombre que lleva haciendo trabajo de informes tácticos en Inglaterra los últimos tres años tras ser coordinador de la metodología de la cantera del Málaga. El madrileño ha tenido el tiempo justo para conocer las instalaciones de su nuevo equipo y conocer algo a sus jugadores.

Lo primero que hizo en su primer entrenamiento fue “organizar un partido corto para quedarme con sensaciones y darle la oportunidad a cada uno de los jugadores para que se mostrase”.

En su rueda de prensa de presentación ante los medios onubenses, Antón recordó que estuvo en Andalucía antes de dar el paso a Inglaterra, donde últimamente formaba parte del equipo táctico del Derby County. Evidentemente, contó que no puede tener el mismo control del grupo IV que otros técnicos debido a que ha “tenía otras obligaciones que le hacían ocupar su tiempo en otra labor”. Eso no quita para que Antón destaque que “por supuesto que sigo la Liga española e italiana, en sus tres primeras ligas” porque su profesión no es otra que el seguimiento de muchos jugadores.

En cuanto a su desconocimiento relativo de la Segunda B, Antón dice que lo suplirá gracias “a un estudio semanal exhaustivo de cada rival y gracias a la ayuda del cuerpo técnico que ya me ha entregado documentación del rival”.

Ceñido ya a su cargo de entrenador en el San Roque de Lepe, Antón deja claro que no tiene pensado revolucionar nada. Por eso, piensa que “hablar de idea de juego en apenas tres días” que lleva en el cargo no sería muy beneficioso para el equipo. Y señala que “es muy diferente coger un equipo en pretemporada que cogerlo un miércoles para jugar el sábado. Ahora solo pienso en el sábado y ya será a partir del domingo cuando me libere un poco para organizar el resto de las semanas que nos quedan”. E incide en que de cara al encuentro contra el Cádiz CF tratará “de preparar al equipo lo mejor posible para organizarlo de la mejor manera y en consenso con el resto del cuerpo técnico” que el San Roque de Lepe ya disponía antes de su llegada sin contar con Pepe Losada, preparador físico de Juanito, y un entrenador de porteros. Dos vacantes que ahora mismo Antón no puede ponerse a pensar en ellas y sí en que con el resto de gente del club se puede tirar para delante hasta final de Liga.

 

Por tanto, la máxima preocupación de Antón no es otra que de cara al choque contra el Cádiz CF “poner dos o tres cositas nada más que las podamos poner en su lugar y que salgan. A partir de ahí, poder ir construyendo poco a poco pero desde luego no vamos a desarrolar un castillo ahora. No podemos pedirle cien cosas a los chavales porque podemos perderlos”.

Antón considera lógico “que cuando hay un cambio de entrenador es normal que los jugadores intenten impresionar y que no falten ganas ni intensidad porque todo el mundo empiece de cero, algo que sí he dejado claro desde el primer momento”. Y es que con Juanito había unos pocos jugadores que ya no contaban y que con la llegada del nuevo técnico han visto una nueva oportunidad sobre la mesa.

Habló muy poco de su próximo y primer rival, el Cádiz CF. Sus razones tiene. “Sinceramente, no tenemos que ver contra quien jugamos. Son tres puntos y en el fútbol puede pasar cualquier cosa. Me preocupa más mi equipo que el rival”, comenzó diciendo.

En la misma línea, Antón se muestra precavido en no dar pistas al rival, del que tampoco hablará mucho a sus pupilos. “No podemos volverles loco con mil cosas del rival. Bastante tenemos con las nuestras. Vamos a pedirle muy pocas para que salgan. Si lo conseguimos, tendremos posibilidades, pero si intentamos hacer mil cosas, será complicado. Que nos salgan esas tres cosas es importante para comenzar a confiar”.

Antón dice que ni dará pistas, ni que hará todo diferente a lo que hacía Juanito, del que habló desde el más profundo respeto. “No podemos construir cosas grandes en solo tres días”, repitió.

Carlos Antón dice no pensar en la temporada próxima aunque si consigue la permanencia “sería bueno para todos” porque se cumpliría el objetivo y él seguiría disfrutando “de la oportunidad” que le han dado en Lepe ya que él se siente “un primer espada” porque se considera “un tío de campo” y no de estar haciendo informes como ha estado hasta hace poco en Inglaterra. Por supuesto, si el San Roque de Lepe se convierte en su trampolín, como antes lo fue de otros jugadores o entrenadores, Antón confiesa que sería perfecto “para todos porque sería señal de que han ido bien las cosas”.