Manuel Vizcaíno tranquiliza al cadismo
Manuel Vizcaíno tranquiliza al cadismo

Cádiz CF

Alegría en los abonados del Cádiz CF, indignación e incredulidad en el resto

"Desorbitados", "un disparate", "un clavazo" o "de locos", algunos de los términos empleados por los aficionados para opinar sobre los precios de Copa

Por  19:51 h.

Los socios del Cádiz CF, contentos, contentísimos y muy agradecidos con su presidente Manuel Vizcaíno, que ha fijado unos precios asequibles para sus fieles –entre los 15 euros de fondos y los 25 de la tribuna, pasando por los 20 de preferencia y los 5 para los infantes que desde ‘chiquetito’ yan llevan sangre amarilla por sus venas– pero que en cambio «se ha colado tres pueblos» con los no abonados. Lo dice Israel Bueno, aficionado del Cádiz CF que fue abonado el año pasado pero que en el actual aún no le ha dado «la picada» por hacerse, algo que meditará de aquí hasta el 2 de diciembre porque «lo que piden a los no abonados por ver al Madrid no lo pago ni loco, pero ni loco», repite y afirma categóricamente este arquitecto gaditano, que «no da crédito» a que un partido de un ‘Segunda B’ como el Cádiz CF contra un Real Madrid, con suplentes, suponga el «clavazo que pueda suponer al que quiera ver el partido», sostiene.

De la misma opinión es Paco Belmaño, abonado de toda la vida del Cádiz CF, aunque que no comulga con los precios fijados para el resto. «Está claro que como socio que soy, debo estar agradecido. Es más, hubiera entendido pagar hasta un poco más, pero pienso que pagar 90 o 100 euros en tribuna –de donde él es socio– po un partido de Copa del Rey es desorbitado. Y lo es porque esos precios no están acorde con un partido de estas características», argumentaba dando parecidas razones que el anterior encuestado.

Belmaño va a más. «Creo que los precios normales para el público en general deberían ser los de este domingo para el partido del Cádiz CF ante el San Roque de Lepe, es decir, 30 para preferencia baja y 40 y 50 para la tribuna baja y alta, respectivamente. Esos precios no están en concordancia con la Liga, como los del Madrid no están acorde con la Copa».

Belmaño habla desde la frialdad y la óptica menos ‘ultra’, pero no por ello menos cadista. «Noy soy de esos socios que se alegran porque el público en general pague una barbaridad. Y no lo soy porque no es normal. Y los que salen con eso de que hay que estar a las malas y a las buenas les digo que ese es otro debate. Yo hablo, exclusivamente, de los precios para este partido y ya está». Ya al final, con la boca pequeña, admite lo mismo que Vizcaíno. «Pues sí, creo que se llenará. Si es así, habrá que quitarse el sombrero con el presidente porque le ha salido bien la jugada», finaliza este funcionario de prisiones.

«Un disparate». Así, de entrada, responde Miguel Manzano, un gaditano aficionado al fútbol que hace tiempo llegó a ser socio del Cádiz CF unos años pero que lleva tiempo sin acudir al estadio Carranza. Algo que le gustaría hacer para ver al Madrid, «por ser un partido que debe gustar a cualquier aficionado», pero que no cree que haga por los «precios altísimos» que el club cadista ha puesto para los no abonados. «Me podría llegar a pensar pagar entre 40 y 50 euros por ver el partido y en tribuna, pero eso de 90 y 100, ni de coña. Es una barbaridad», apostilla este ingeniero de telecomunicaciones que trabaja en Conil y vive en Cádiz. Y que le gusta el fútbol, pero «a unos precios lógicos».

Fernando Arévalo, presidente de la Federación de Peñas Cadistas, no puede decir otra cosa que ‘Gracias’. Lo dice en nombre de todos los cadistas. Y tiene pruebas. «No nos ha llegado ninguna queja desde Defensa del Abonado del Cádiz CF por los precios para los socios. Los precios nos han parecido muy acertados, magníficos… Es más, ha habido alguno incluso que creía que el club iba a hacernos pagar un poco más porque todos somos conscientes de lo necesitadas que están las arcas del Cádiz CF».

Cambia el discurso cuando se le pregunta sobre los precios para el público en general. «A nosotros no nos ha llegado malestar alguno de forma oficial, pero sí hemos podido leer por las redes sociales que hay un gran enfado con los precios. Entiendo y respeto las quejas, pero ya se advirtió en verano que los abonados íbamos a tener este tipo de privilegios», recuerda Arévalo, médico en Barbate, localidad donde existe una Peña Madridista, que se encuentra a la espera de que el club merengue les haga llegar las entradas que el Cádiz CF debe intercambiar con su rival.

Otro cadista que aprueba con creces la decisión de abaratar lo más posible el precio a los abonados, para encarecer la de los no abonados es el portuense José Antonio Morillo, que este año no se ha hecho socio por motivos laborales. «Estoy en Granada estudiando un Máster y esta temporada no me he sacado el carnet del Cádiz CF, pero veo muy bien cómo está gestionando estas cosas Vizcaíno», comenta este enfermero de sangre cadista.

«No me parece nada mal que se premie al abonado del Cádiz CF. Para una vez que llega algo bueno, se agradece que se acuerden de los que año tras año renuevan su fidelidad pese a los palos. Veo muy bien los descuentos que se hace al abonado cada vez que llega un partido de ‘play off’ o el caso este del Real Madrid. La nota negativa es el juego del equipo, que ya, con Claudio, se está pareciendo a lo que vimos con Calderón», comenta encajando esa coletilla deportiva para dar su toque de atención al once amarillo.

Si se le cambia bando, o mejor dicho, en el que se encuentra en la actualidad por motivos laborales, el de los no abonados, se muestra rotundo porque ya «estaríamos hablando de otra historia. ¿Qué si pagaría 90 o 100 euros para ir a Carranza? ¡Qué dices! Ni de cachondeo».

Socio ‘antiGüiza’ y que no va al estadio

Juan José Carretero, abonado del Cádiz CF «pese a Güiza y Vizcaíno» y fiel seguidor del Cádiz CF desde que tiene uso de razón y el fondo sur (el viejo) le abrió sus brazos. Pero a ‘Carre’, más allá de los precios, que «los ve perfecto para el que quiera ir», lo que le sigue doliendo es el puñal del fichaje del jerezano. «Tuve mis dudas este verano de hacerme socio después del fichaje de ese, pero al final me hice pero le he dado el carnet del Cádiz CF a mi tío para que lo disfrute con mi sobrino. Yo no voy a Carranza hasta que no esté Güiza, ni Vizcaíno, que tampoco me está gustando el camino que está tomando», asegura convencido e indignado. Su vehemencia es tan clara que da gusto escuchar sus razones, se compartan o no. «De verdad que no lo entiendo y me duele. Me duele ver como la afición del Cádiz CF ha pasado a ser una afición vulgar después de haber sido de las mejores del país. Mira como en el Celta no dejaron que Salva fichase como segundo entrenador porque la afición no lo permitió. Y habría que ver qué pasaría en Sevilla con las rivalidades de uno y otro… Me duele ver como se aplaude a un jugador que cuando fue campeón de Europa con España no sacó una bandera del Xerez ni nada parecido, pero sí una bufanda que ponía ‘anticadista’, me duele que cuando fichó por el Fenerbahçe turco dijera que lo único que no le gustaba era el amarillo de las barras de la camiseta, me duele cuando veo en los periódicos que se le hace una serigrafía a ese y no se le haga un monumento a gente como Bezares, que perdonó dinero al club… La afición del Cádiz CF ha perdido su identidad, y el Cádiz CF. Me da pena, la verdad. Y soy el primero que considero absurdo la rivalidad con Jerez. Pero me duelen muchas cosas que pasan en un Cádiz CF que está perdiendo su identidad». ¿Y de los precios contra el Madrid? «Eso me da igual. Yo al Madrid lo he visto mil veces y no me hace falta verlo muchas veces más…», dice con la memoria de un cadista de 36 años.

Pues eso, que al margen de Carretero, que sigue con lo suyo…, alegría máxima en el abonado, pero desencanto y cabreo profundo en el aficionado al fútbol, sin más.