Cervera en el partido ante el Huesca
Cervera en el partido ante el Huesca

Cádiz CF

Cervera: “No llegamos al nivel para ganar en Segunda”

"Este año pasan cosas que no pasaban la temporada pasada y ahora parecen normales", apunta el técnico

Por  19:07 h.

“Preocupado y contrariado”. Los dos adjetivos que utilizaba Álvaro Cervera para expresar lo que sentía tras la derrota de su equipo ante el Huesca en El Alcoraz en uno de los peores partidos que se recuerdan al Cádiz.

El técnico daba un repaso a un encuentro en el lanzaba algún que otro mensaje de cara a buscar una reacción que no termina de llegar. “Son muchos partidos sin ganar, hemos podido ganar alguno pero estoy preocupado por algunas cosas. La primera parte no tiene sentido, no le encuentro sentido lógico. En la segunda te la juegas a la ruleta rusa pero ni aun así. No hemos llegado ni siquiera a rematar”.

Y es que Cervera tiene claro que se están perdiendo partidos por el propio demérito del Cádiz. “En el fútbol puedes ganar, empatar y perder, pero cuando los problemas los tienes tu mismo y no te los crea el contrario entonces es para preocuparse porque te preguntas cómo lo arreglamos. Hemos mejorado en la segunda pero con la sensación de que ya el rival es mejor o es que no llegamos al nivel para ganar en esta categoría”, explicaba el técnico.

¿Le afecta a su plantilla la presión de tantos partidos sin ganar? Cervera desea que no sea así pero tampoco lo desmentía del todo. “El futbolista no son dos piernas y una cabeza, si un futbolista no puede soportar la presión psicólogica de llevar tantos sin ganar no puede jugar al fútbol. Yo como entrenador no me puedo meter en la cabeza de un jugador, hasta ahí no llego”.

“Te preocupa porque ves cosas que durante la semana que puede ser un problema. El fútbol es más que un balón y dos piernas. En los últimos cinco minutos no se ha jugado ni un solo minuto, eso demuestra un equipo que está concentrado como el Huesca”.

Y otro mensaje más para acabar su análisis del partido, este reflejo de lo que está siendo esta temporada. “La gente se ha acostumbrado a estar en el Cádiz y a ser más cómodos porque así se puede vivir mejor. Yo no voy a acostumbrarme a eso, este año pasan cosas que el año pasado no pasaban y ahora parecen normales”.