Atlético-Sevilla

El ultra del Atlético que acuchilló a otro fue investigado por el asesinato de Aitor Zabaleta

Ignacio Racionero, de 40 años, llegó a estar en prisión preventiva pero fue absuelto finalmente. Pertenece a la escisión del Frente Atlético llamada Suburbios Firm y asestó tres puñaladas anoche a un joven en un bar cercano al Wanda

MADRIDActualizado:

El Grupo 30º de la Brigada de Información de Madrid de la Policía Nacional, especializado en violencia en el deporte, detuvo en torno a las once de la noche de ayer al presunto autor del triple acuchillamiento de un miembro del Frente Atlético en el bar Zapatones, cercano al estadio Wanda Metropolitano.

Se trata de Ignacio Racionero, de 40 años, quien fue detenido e investigado por el asesinato de Aitor Zabaleta, el aficionado de la Real Sociedad muerto a manos de un neonazi en el entorno del Vicente Calderón en diciembre de 1998.

Racionero estuvo en prisión provisional, aunque finalmente fue absuelto en ese caso, en el que se condenó a Ricardo Guerra Cuadrado. Formaba parte del grupo Bastión, uno de los más significativos, entonces, de la extrema derecha en Madrid.

Anoche fue arrestado en su domicilio, en el barrio madrileño de Chamberí. Como adelantó ABC, Racionero ahora es miembro de la escisión del Frente Atlético Suburbioso Firm, un grupo que también se vio envuelto en una reyerta en el bar Río Duratón, a dos pasos del Vicente Calderón, el 31 de diciembre de 2016.

Ayer, sobre las 18.40, mantuvo un enfrentamiento en otro bar, el Zapatones, del barrio de Las Musas y muy cercano al nuevo campo del club colchonero, minutos antes del partido entre su equipo y el Sevilla. Se peleó con un ultra del Frente Atlético, al que acuchilló en brazo, muslo y espalda.

La víctima, de 22 años, fue operada en La Paz, al haberle clavado el arma en la escápula y haber riesgo de que le hubiese afectado a algún órgano. No se teme por su vida, aunque ingresó grave. El Samur lo atendió tras hallarlo sobre un banco cercano a la estación de Metro.

El ahora arrestado huyó, pero la Brigada de Información contaba con datos sobre su identidad y le detuvo apenas cuatro horas y media después. Como informó ABC, la navaja utilizada fue hallada en las inmediaciones, entre unos arbustos.

Ignacio Racionero se encuentra ahora en los calabozos del complejo policial de Moratalaz, a la espera de tomarle declaración.