Ryder Cup Europa busca la hazaña en territorio hostil

Darren Clarke pone en liza a sus pesos fuertes para lograr el cuarto triunfo consecutivo

Rory McIlroy, uno de los baluartes del equipo del Viejo Contiente - AFP
MIGUEL ÁNGEL BARBERO Mineápolis - Actualizado: Guardado en:

El reto que tienen los europeos en la 41ª edición de la Ryder Cup que hoy comienza no es pequeño: deben conservar la copa ganada brillantemente en Gleneagles en 2014 con la mitad del equipo renovado. Esto no quiere decir que los seis jugadores que debutan en Hazeltine estén carentes de experiencia (entre ellos figura todo un campeón del Masters, como Danny Willet), pero sí que habrá que mimarles un poco para que no les caiga de golpe todo el peso de la competición.

Después de la ceremonia de inauguración de ayer los capitanes dieron a conocer las parejas que se disputarían los primeros cuatro puntos y no hubo demasiadas sorpresas, al menos por parte europea. «Tenía claro el primer dúo, como estoy seguro que le pasaba a Davis Love III -declaró el timonel Darren Clarke-. Teníamos que salir con nuestros hombres más fuertes para empezar ganando el primer tanto y así insuflar moral al resto del equipo». En efecto, la suma de los campeones del Open Británico (Henrik Stenson) y olímpico (Justin Rose) es como para echarse a temblar. Claro que enfrente tendrán a la pareja más en forma de la última Ryder (Jordan Spieth y Patrick Reed), lo que augura un duelo a cara de perro.

En segundo lugar partirán, en esta sesión de golpes alternos, Rory McIlroy y Andy Sullyvan, que habían expresado su deseo de jugar juntos. Y claro, al último ganador de la FedEx Cup había que concederle algún que otro capricho. Los californianos Phil Mickelson y Rickie Fowler deberán sacar partido de su tirón popular para superarles.

Una nueva unión se va a producir en el tercer turno, pues por primera vez se emparejan Sergio García y Martin Kaymer. Es el segundo partido de veteranos de Clarke y el alemán promete «consistencia germana y pasión española a partes iguales». La amistad que existe entre ambos ha sido crucial para que la rectitud del castellonense compense las imprecisiones que últimamente está mostrando Martin en el juego corto. Jimmy Walker y Zach Johnson parecen rivales asequibles. Lo malo de jugar con Kaymer es que ha impedido la posible pareja española de Sergio y Rafa Cabrera, que tendrá que esperar al menos hasta por la tarde en los «fourballs».

La ronda matinal se completa con el duelo entre Thomas Pieters / Lee Westwood contra Dustin Johnson / Matt Kuchar. El más joven y el más veterano de los europeos contra la consistencia americana.

«Vamos a ser flexibles en nuestra estrategia -señaló Clarke- y daremos entrada a los jugadores según vaya siendo necesario. Aquí no hay individualidades sino un equipo y así lo han entendido todos». Lo que sí ha desvelado el norirlandés es que todos sus hombres actuarán al menos una vez antes del domingo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios