Nadal y Olazábal, dos maestros del deporte unidos por el golf
Nadal y Olazábal, dos maestros del deporte unidos por el golf - LUIS CORRALO
Golf

Nadal gana a Olazábal jugando al golf

El equipo del balear domina al del vasco (91-67) en la primera ronda de su duelo benéfico

MadridActualizado:

Cuando dos estrellas del deporte se juntan para hacer una buena obra el resultado suele ser brillante. Pero si además lo hacen para disfrutar de una actividad que les apasiona, los beneficios son abrumadores. Y no solo en lo económico, sino también en el espectáculo. Es lo que han logrado José Mari Olazábal y Rafa Nadal en su torneo benéfico de Mallorca, que ya se ha convertido en un clásico.

Estos dos maestros son dos leyendas del deporte español, del que ostentan su máximo galardón: el premio Príncipe de Asturias. Aparte, cuentan con sus propias fundaciones y con un desmedido amor por el golf. Esto les llevó hace cinco años a crear una prueba en la que pudieran reunirse con sus amigos a final de temporada y así recaudar fondos para sus programas solidarios. El lugar elegido también era común para ambos, pues Pula es un recorrido balear rediseñado por el de Fuenterrabía en el que los dos se encuentran como en su propio hogar.

El modelo de torneo es original y está pensado para conseguir el mayor número de ingresos prosibles, primero con un Pro-Am festivo y después con una competición a dos días en las que algunos de los mejores profesionales apadrinan a grupos de empresarios divididos en dos bandos: los que defienden los colores de Rafa y los que siguen los de Chema. Evidentemente, todo lo recaudado se divide equitativamente entre las dos organizaciones de los genios (Fundación Rafa Nadal y Fundación Sport Mundi) para la labor que realiza ACNUR con los refugiados y los jóvenes con discapacidad intelectual de las escuelas Más que Tenis de toda España. Sin embargo, hay algo más allá del dinero: un espíritu competitivo que nunca puede faltar.

En la primera jornada, quizá por el hecho de jugar en casa, el equipo de Nadal tomó la delantera por un amplio margen. Con figuras como José Manuel Lara, Emanuele Canónica, Borja Virto, Álvaro Quirós, Pepín Rivero, Nacho Elvira, Benoit Tellería y Jordi García Pinto sumaron un total de 91 golpes bajo par, muy por delante de los 67 que acumularon Eduardo Larrañaga, Emilio Rodríguez, Santi Luna, Adrián Otaegui, Pep Anglés, Eduardo de la Riva, Juan Sarasti, Lorenzo Gagli y Jesús Legarrega, que defendían a Olazábal.

En la vuelta de hoy, no obstante, no se descarta la sorpresa. Aunque el de Manacor es especialista en solventar los partidos en momentos de tensión, ya se sabe lo que puede motivar un discurso del vasco antes de salir a jugar una última jornada. Que se lo digan a los americanos que sufrieron en sus carnes el «Milagro de Medinah».