Mundial de Futsal

Milagroso gol para castigar una celebración prematura

Los jugadores de Colombia festejaban la victoria cuando Cardinal apareció en el último segundo para callar a 10.000 hinchas

Milagroso gol para castigar una celebración prematura

En fútbol sala un partido no termina hasta que suena la bocina. En un deporte de vértigo como el que se juega en el 40x20 esa es una máxima que todos los equipos deberían seguir al pide la letra, y más desde que se introdujo la figura del portero-jugador. Pero esta madrugada, a Colombia se le olvidó y lo pagó muy caro.

Los anfitriones del recién inaugurado Mundial de Futsal ya festejaban el triunfo ante la Portugal de Ricardinho con los 10.000 enfervorecidos hinchas que les apoyaban desde la grada. Quedaban apenas unos segundos y mandaban en el marcador por 1-0. Un debut inmejorable.

Pero para su desgracia los lusos no perdieron la fe en ningún momento. Lucharon por una última posesión contra unos colombianos que intentaban agotar el tiempo restante del marcador, y la aprovecharon bien. El balón llegó a Cardinal y el pívot, que a partir de esta temporada jugará en ElPozo Murcia tras su paso por Movistar Inter, no dejó pasar la oportunidad. Se dio media vuelta, chutó... y logró lo imposible: silenciar a un bullicioso pabellón que ya se veía ganador.

Un golazo que fue a la vez una lección para todos los equipos en lo que resta de torneo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios