Acto de presentación del libro
Acto de presentación del libro - José Ramón Ladra

Así eran los ingleses según Moratín, Eça de Queirós, Camba y Assía

Un libro recoge textos de cuatro autores de la península ibérica que se lanzaron a escribir sobre Gran Bretaña entre finales del XVIII y mediados del XX

Actualizado:

La relación entre España e Inglaterra ha cambiado a lo largo de los siglos, pero nuestra mirada sobre lo británico tiene lugares comunes que se han mantenido con el paso del tiempo: cierto punto de vista irónico, cierta fascinación por sus costumbres y por su pintoresca manera de ser. Al menos, eso muestra «Los ingleses vistos por nuestros abuelos» (Ediciones del viento), un libro que se presentó ayer en la Librería Lé de Madrid y que recoge textos desde finales del siglo XVIII hasta mediados del XX de cuatro autores que se lanzaron a escribir sobre los ingleses: Leandro Fernández de Moratín (1760-1828), José María Eça Queirós (1845-1900), Julio Camba (1884-1962) y Augusto Assía (1904-2002).

«El nexo de unión de estos autores es la península ibérica y su objetivo común de hablar de Inglaterra. El conjunto de sus textos nos ofrece una visión de Inglaterra a través del prisma español», comenta su editor Eduardo Riestra, que acompañó en la presentación del libro a Luis Ventoso, director adjunto de ABC y ex corresponsal de ABC en Londres, y a Juan Fernández-Armesto, hijo de Augusto Assía. Así, podemos ver esa paulatina apertura a Europa (¿se habrá frenado hoy) al tiempo que asistimos al interés que despierta Gran Bretaña en los españoles por la importancia que tiene el pueblo en su sociedad. «Es una sociedad muy horizontal a pesar de lo que pueda parecer», añade Riestra.

La selección de los autores responde al gusto personal del editor, pero también tiene un sentido estilístico: todos ellos alumbraron sus testimonios desde una óptica no exenta de humor, un ingrediente constante en sus crónicas. «A los ibéricos siempre nos han hecho mucha gracia los ingleses, siempre nos han parecido un poco cómicos. Pero es que yo creo que los ingleses también se ven a sí mismos del mismo modo, a pesar de su apariencia más seria», bromea Riestra, un hombre unido a lo británico por raíces familiares y por su afición a la literatura de viajes del XIX, que es principalmente anglosajona.

Más allá de sus testimonios, el libro también tiene un valor reivindicador de dos autores parcialmente olvidados: Assía y Moratín. El caso de Assía, insiste Riestra, es el que menos se ha recordado. Sin embargo, los textos que en esta edición se recogen de su obra «Los ingleses en su isla», de 1943, son «brillantes». «Quizás es lo que tenga más valor de este libro: rescatar a Assía y Moratín», remata Riestra.