Lewis Carroll, autor de «La caza del carualo»
Lewis Carroll, autor de «La caza del carualo»
LIBROS

«La caza del carualo», viaje al corazón del disparate

Lewis Carroll no sólo creó a Alicia; también inventó las sorprendentes criaturas de «La caza del carualo»

Actualizado:

Un pueblo tan cultivado y de etiqueta tan rígida como el británico ha sido capaz de alternar las técnicas más depuradas de la esclerosis protocolaria con el ejercicio, al menos en literatura, del disparate más audaz y libertario: ahí están los «nonsense poems» de autores como Edward Lear, Mervyn Peake o Edward Gorey para corroborarlo. La «nonsense poetry» hunde sus raíces en las «nursery rhymes» de toda la vida, esas canciones absurdas de rima fácil y contenido delirante que han hecho las delicias de los niños y niñas de todas las épocas y que tienen un altar en la devoción anglosajona, aunque existan, en mayor o menor medida, en todos los países de Europa.

El reverendo Charles Lutwidge Dodgson (1832-1898), más conocido por su pseudónimo de Lewis Carroll, repartió su existencia entre las matemáticas, la escritura infantil y juvenil y la fotografía. Como narrador, nos dejó esos monumentos de la imaginación que son «Alicia en el país de las maravillas» y «Alicia a través del espejo», al borde siempre de la estética del «nonsense».