Cádiz Provincia

Los socialistas gaditanos cierran filas alrededor de Susana Díaz

Ningún sector de ninguna agrupación se plantea contradecir a la presidenta y todos comparten su frontal rechazo al Congreso Federal propuesto por Pedro Sánchez

Los socialistas gaditanos cierran filas alrededor de Susana Díaz
J. Rodríguez / J. Landi - Actualizado: Guardado en:

El desafío que, desesperado, lanzó ayer Pedro Sánchez a su propio partido cogió por sorpresa a los militantes y representantes gaditanos como a todos los socialistas españoles. Eso de convocar Congreso Federal para elegir dirigente nacional del PSOE, previa consulta a la militancia, y volverse a presentar estaba en los planes de muy pocos. Por más previsible que resultara el batacazo electoral doble (en las autonómicas de País Vasco y Galicia), por muy acorralado que parezca el secretario general por su empecinamiento en el triple, e imposible, no a la investidura de Mariano Rajoy, esa huida hacia delante no estaba en las previsiones de nadie.

Tan es así, que la secretaria provincial del PSOE y presidenta de la Diputación, Irene García, confesaba en público haberse enterado por la prensa, por la pregunta de un periodista. Incluso, convertía esa sorpresa en un reproche que sirve para empezar a ubicar las piezas provinciales: «Empezamos mal. Lamento tener que enterarme así. Lamento que se hagan estos anuncios con el desconocimiento de las propias estructuras del partido. Lo razonable sería que los órganos del partido donde se debaten este tipo de cuestiones lo conocieran primero, los responsables de todas las organizaciones a nivel provincial y regional», añadía.

Irene García, López Gil, Menacho, Ana Carrera y Pizarro ‘junior’ serán los representantes gaditanos en el Comité Federal

Su asombro le impedía hacer valoraciones ni pronósticos «sin conocer a qué se deben ese tipo de decisiones creo que es injusto y probablemente caería en un error».

Irene García usaba la palabra «complicado» para definir el momento del partido. El secretario general a escala local, en la ciudad de Cádiz, utilizaba la misma palabra pero con aumentativo: «Es muy complicado. Es una situación convulsa y compleja en la que todos los socialistas, militantes o cargos, debemos tratar de aportar serenidad para tratar de buscar acuerdos y soluciones, en vez de contribuir a que los problemas se hagan mayores», fijaba Fran González.

El portavoz municipal socialista recordaba que una Ejecutiva Regional, liderada por Susana Díaz, se reunirá 48 horas antes del Comité Federal del sábado. En esa reunión previa «Andalucía marcará una posición con la que debatir posteriormente».

Y con Andalucía, la provincia de Cádiz. Pese a que los socialistas gaditanos tienen fama bien ganada de estar entre los más convulsos de Andalucía, en este caso no hay la menor disidencia. Aunque hay evidentes afinidades personales entre algunos dirigentes de la provincia y Pedro Sánchez –como en el caso de Fran González– no hay ninguna duda de que los representantes gaditanos cerrarán filas, apretarán la lealtad, alrededor de Susana Díaz.

Sin dudas ni fisuras

Los dos sectores que confrontaron en el último Congreso Provincial tienen varias cosas en común pero una de ellas es el respaldo a la presidenta de la Junta que controla con mano de hierro el PSOE gaditano. Ni los más afines al vicepresidente Manuel Jiménez Barrios o al delegado Fernando López Gil, ni los más cercanos a la presidenta Irene García se plantean otra opción que aferrarse a la presidenta andaluza. Su palabra es la ley.

Todos los cargos institucionales y orgánicos están con ella: el anuncio del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de convocar primarias en el partido para posteriormente abordar un congreso extraordinario ha sido la gota que ha colmado el vaso tras el batacazo electoral socialista en los comicios vasco y gallego del pasado domingo.

La secretaria provincial deja clara su postura al enterarse por la prensa de la reunión clave en Madrid: «Mal empezamos»

La situación resulta insostenible en el seno de la organización y ha sido la dirección del partido en Andalucía la que se ha manifestado abiertamente contra Sánchez. Este es el mensaje que se ha lanzado desde Sevilla a nivel nacional pero de manera muy especial a las ocho organizaciones provinciales del partido en Andalucía.

El PSOE andaluz, en esa reunión del próximo jueves de la Ejecutiva Regional y en la del comité director, afinará su rechazo al desafío de Sánchez. Lo presentará 48 horas después en la reunión del Comité Federal en Madrid. Todo apunta, sin el menor resquicio a la duda, a que los cinco representantes gaditanos que viajarán a Madrid como miembros de ese Comité Federal seguirán a rajatabla la tesis de la dirección regional que, precisamente, ya ha esbozado el propio Cornejo. Es decir, los socialistas gaditanos se mostrarán contrarios a la celebración en estos momentos de unas primarias en el partido y de un comité extraordinario para elegir nuevo secretario general.

Dirigentes municipales como Fran González mostraron ayer su preocupación: «Es un momento muy complicado»

Los representantes de Cádiz en el Comité Federal del partido son la secretaria provincial y presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García; el delegado del gobierno de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil; el secretario de Política Municipal de la Comisión Ejecutiva Provincial de Cádiz, Francisco Menacho; la diputada de Empleo y concejal en el Ayuntamiento de Arcos, Ana Carrera y el secretario general de Juventudes Socialistas en Cádiz, Francisco Pizarro, que, además, es vocal en la Ejecutiva Federal.

¿Qué es el Comité Federal?

El Comité Federal es el máximo órgano de gobierno del PSOE entre congresos. Los congresos se convocaban siempre tras las elecciones generales, aunque hay que recordar que Pedro Sánchez lo retrasó durante un año ante la falta de gobierno en España. Hasta ahora en los congresos socialistas no sólo se elegía al líder. Los militantes eligen en primarias al secretario general desde 2014. Ese año compitieron por la dirección del partido Eduardo Madina, Pedro Sánchez y Pérez Tapias. Sánchez se impuso al resto con el 48% de los apoyos y fue, precisamente, la delegación andaluza con sus votos la que aupó al madrileño hasta la dirección del partido, la misma que hoy pide su cabeza.

El Comité Federal tiene 290 miembros y no todos con voz y voto. Forman parte los miembros de la Ejecutiva Federal, representantes de las comunidades autónomas, de las Juventudes Socialistas, los portavoces parlamentarios y las agrupaciones en el extranjero. Como máxima autoridad del partido puede destituir al secretario general, algo que no ha ocurrido nunca.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios