INDUSTRIA NAVAL

La patronal reclama a Navantia que defina de una vez el plan de obra de los petroleros

La empresa zanja con la plantilla de Puerto Real el conflicto por el desvío de carga de trabajo a Ferrol, pero no soluciona el problema de la subcontratación

La patronal reclama a Navantia que defina de una vez el plan de obra de los petroleros
JAVIER RODRÍGUEZ Cádiz - Actualizado: Guardado en:

La dirección de Navantia ha llegado a una especie de pacto de caballeros con la plantilla de Puerto Real en relación al conflicto abierto por el desvío de carga de trabajo de los petroleros de Cádiz a Ferrol. El tira y afloja ha durado una semana. Navantia anunció por sorpresa que una de las secciones más complejas del segundo barco, la de mecánica, se trasladaba al astillero de Ferrol por cuestiones de “operatividad”. La medida cayó como un jarro de agua fría entre los trabajadores de la Bahía al entender que con esta actuación se ponía en duda tanto su eficacia como su cualificación. El comité de empresa se negó en todo momento a asumir la decisión de la dirección y exigió, por ello, una explicación mayor. Mientras tanto, los trabajadores bloquearon la salida del astillero de camiones con acero hacia Ferrol. El presidente del comité, Antonio Noria, sospechó siempre que la medida de Navantia obedecía más al retraso que acumulaba ya la obra por la larga negociación con las subcontratas que a razones de operatividad. No hay que olvidar que los precios de los barcos los ha marcado el astillero coreano de Daewoo, socio estratégico de Navantia en este proyecto, y no resultan atractivos pata la industria auxiliar.

Finalmente, las aguas han vuelto a su cauce entre Navantia y la plantilla de Puerto Real. Ambos firmaron el lunes la paz. Navantia ha reconocido cuestiones técnicas en el traslado de la carga de trabajo a Ferrol y, al mismo tiempo, ha comunicado a los trabajadores de la Bahía su plan de actuación para el tercer y cuarto petrolero. La dirección de la compañía confirma que el tercer buque se construirá conforme a lo pactado inicialmente, es decir, Ferrol ejecutará la proa y la sección de guardacalor, mientras que el cuarto se llevará a cabo íntegramente en Puerto Real. La empresa intuye que para mediados del año que viene, la factoría de Ferrol recuperará su plena actividad gracias al contrato que espera de los barcos militares para la Marina de Australia.

La patronal del Metal de Cádiz se felicita por el acuerdo alcanzado entre la empresa y los trabajadores de Puerto real, pero destaca que Navantia sigue sin solucionar el problema de la subcontratación de la obra de los petroleros. El responsable de los empresarios del Metal (FEMCA), José Muñoz, reclama a Navantia que despeje de una vez por todas las incógnitas y ponga sobre la mesa el plan de subcontratación de la obra para evitar así nuevos problemas. Los empresarios quieren saber si Navantia mantendrá o no el mismo precio de licitación y si, finalmente, subcontratará por grandes bloques o por pequeñas unidades de cada barco. La patronal ha destacado que los precios que oferta Navantia no son competitivos y pide que la compañía los revise al alza o, de lo contrario, saque a concurso secciones completas de los dos barcos que quedan. De esta forma, la puja sí que podría beneficiar a la industria auxiliar.

Los empresarios están elaborando un documento técnico con el fin de mantener un encuentro con la dirección de Navantia y poner remedio a las inquietudes que ha suscitado en el sector naval de la Bahía el desarrollo de la obra de los petroleros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios