Vista parcial de la nueva estación de Cádiz que se inaugura el viernes - FRANCIS JIMËNEZ
TRANSPORTE

La nueva estación de autobuses de Cádiz abre sin mejoras en el tráfico de su entorno

A partir del sábado, la flota de líneas interurbanas se concentrará en la Carretera Industrial, que no ha sido reordenada para soportar más circulación

CÁDIZActualizado:

La ciudad de Cádiz supera este viernes una de sus deficiencias históricas en materia de infraestructuras con la inauguración de su estación de autobuses. No ha sido fácil llegar a ello. Se han necesitado más de diez años de gestiones para que la capital de la provincia cuente con un espacio reservado para concentrar el transporte interurbano y regular. La nueva estación se inaugura este viernes, pero entrará en funcionamiento a partir de la seis horas del sábado. Los operarios se encontraban este miércoles rematando la faena con la instalación de señales y la reordenación del aparcamiento exterior.

La estación abre sus puertas un año después de que concluyeran las obras y con más de dos años de retraso sobre el calendario anunciado en su momento por el Gobierno regional.

La nueva estación se estrena sin contar aún con una actuación clave para agilizar el tráfico en su entorno. Se trata de la reordenación de la Carretera Industrial, uno de los puntos negros de la circulación dentro del casco urbano de la capital. Esta arteria recibe el tráfico que genera el nuevo puente hacia el centro de la ciudad y es, al mismo tiempo, paso obligado de salida para quienes abandonan la ciudad por la plaza de Sevilla. Además, su densidad de tráfico se multiplica en horas punta debido también a la entrada y salida de los trabajadores del astillero de Cádiz, cuya factoría se encuentra en esta misma zona.

La terminal se inaugura este viernes después de que las obras concluyeran hace más de un año

El pasado 18 de agosto, la Junta, a través del Consorcio Provincial de Transportes, y la compañía Secorbus, firmaron el acuerdo para la explotación de las instalaciones. Esta empresa se hizo con el concurso público para gestionar la estación durante los próximo seis años, con otros seis de prórroga, y superó las ofertas presentadas por Alsa, Avanza y Comes, que también pujaron por esta concesión. El presidente de Secorbus, Ángel Juan Pascual, reconoce que la apertura de la estación permitirá mejorar las conexiones metropolitanas, además de los servicios regulares con otras provincias. No hay que olvidar que la nueva estación de autobuses se encuentra ubicada junto a la terminal de Renfe y próxima al puerto gaditano, donde atraca el catamarán que enlaza Cádiz con Rota y El Puerto. Hasta ahora, las dos grandes empresas de autobuses interurbanos que prestan servicio en la Bahía, Secorbus y Comes, tenían sus respectivos centros de operaciones en distintos puntos de la ciudad. Así, Cortadura y el aparcamiento de la estación de Renfe han sido durante los últimos años las paradas de estas empresas de transportes. Pascual destaca que la concentración ahora en una sola estación agilizará los trámites y las comunicaciones y todo apunta, además, a que la reordenación que baraja la Junta sobre el servicio discrecional beneficie a Cádiz con la incorporación de nuevas rutas.

El pliego de condiciones para la gestión de la terminal señala que Secorbus tendrá que instalar la señalización vertical y el balizamiento, colocar el mobiliario destinado a ofrecer información impresa, proveer de servicio wifi a la estación, así como de bases de cargadores de móviles, tablets y portátiles, además de un desfibrilador automático.

En estos momentos, las empresas que operan en Cádiz, (Secorbus, Los Amarillos, Alsa y Comes) tienen enlaces con más de una veintena de poblaciones. La capital está enlazada con Sevilla, Madrid, Granada, Murcia, Cartagena y País Vasco. Además, cuenta con rutas a Sanlúcar, La Línea, Chiclana, Conil, Vejer y Rota, entre otras, además de las conexiones con distintos pueblos de la provincia de Sevilla.

Los autocares que enlazan San Fernando y Puerto Real con Cádiz mantienen la Avenida como itinerario y parada

Los gestores de la nueva estación de autobuses aclaran que los autobuses que unen Cádiz con Puerto real y San Fernando mantendrán su itinerario y paradas habituales por la Avenida sin entrar en la nueva estación.

La estación dará servicio al año a más de 1,24 millones de usuarios de los transportcos de autobús, taxi, barco y el futuro tranvía de la Bahía. La cesión de laes públi estación intermodal al Consorcio de Transportes de la Bahía, que ha delegado la gestión en Secorbus, permitirá operar de forma coordinada con el sistema de transportes de la zona y participar también en un sistema tarifario integrado, articulado a través de la tarjeta del Consorcio de Transportes.

Retraso y obras complementarias

La Junta culminó en febrero de 2016 el aparcamiento y los accesos provisionales al intercambiador por la Avenida de Astilleros, también terminó la instalación de una rampa y de un ascensor de conexión con los andenes de la estación de ferrocarriles. Ambas intervenciones suman un presupuesto de 330.000 euros.

Por su parte, el Ayuntamiento de Cádiz completó las obras que permiten el acceso a los servicios básicos de suministro eléctrico, agua y telecomunicaciones, sin embargo, tiene pendiente la reordenación de la Carretera Industrial. Fuentes municipales confirmaron este verano que los técnicos de Urbanismo trabajan todavía en un plan de obras y reordenar la avenida para garantizar fluidez en la circulación, pero tampoco se atreven a dar una fecha de inicio y terminación de los trabajos.

La obra de la estación arrancó en noviembre de 2014 y ha supuesto una inversión de 2,8 millones de euros, cofinanciada con fondos Feder de la Unión Europea. La nueva estación se encuentra en la Carretera Industrial y facilitará una conexión intermodal por tren, autobús, bicicleta y catamarán.

La terminal contará con wifi, parada de taxis, cafetería y aparcamiento para coches y bicicletas

El nuevo equipamiento cuenta con ocho dársenas para parada de autobuses convencionales y dos instalaciones más destinadas a vehículos articulados, todos ellos con sus respectivos andenes y un espacio abierto de 575 metros cuadrados que alberga sala de espera, sala de control, tres taquillas, una dependencia para información y consigna, aseos, almacén y área para concesión de bar o máquinas de venta. La estación tiene acceso a aparcamiento de bicicletas y coches.