Interior de una de las naves del astillero de San Fernando
Interior de una de las naves del astillero de San Fernando - LA VOZ
INDUSTRIA

Navantia publica una segunda oferta de empleo ante la nueva carga de trabajo

La compañía naval demanda 21 titulados, la mayoría ingenieros, de los que siete son para las plantas de San Fernando y Puerto Real

CÁDIZActualizado:

Nueva oferta de empleo en los astilleros públicos. Navantia necesita personal cualificado para abordar los nuevos contratos de obra que se avecinan. La compañía necesita cubrir 21 puestos de alto nivel en sus cinco centros de trabajo, de los que siete corresponden a las factorías de San Fernando y Puerto Real. La propuesta también incluye a sus oficinas en Madrid. Se trata de la segunda oferta de empleo que publica Navantia en poco menos de tres meses. La anterior fue en febrero para cubrir nueve puestos de especialista en las oficinas de Madrid y en las factorías de Cádiz, Puerto Real y San Fernando.

Así, la oferta que se ha publicitado ahora para el astillero puertorrealeño está dirigida a técnicos industriales de la especialidad de electricidad para cubrir dos vacantes como ingenieros de mantenimiento. Uno de los contratos es indefinido y el otro, temporal. Entre los requisitos figura el conocimiento de inglés y se encargarán, entre otras competencias, de la coordinación del mantenimiento, la prevención, la seguridad y la higiene industrial y el control de las maniobras de flotadura, varadas y trabajos previos.

El astillero isleño acapara la oferta a raíz del contrato de las cinco corbetas saudíes

Caber recordar que el astillero de Puerto Real está centrado desde abril de 2016 en la construcción de cuatro petroleros para el grupo vasco Ibaizábal. El primero de ellos, el 'Monte Udala', se entregó el pasado marzo, y el segundo, el 'Monte Urbasa', se encuentra en el muelle de la factoría para su remate final. Está previsto que la última unidad de esta obra civil se entregue en la primavera del próximo año. No obstante, el astillero también construye en estos momentos la segunda plataforma para el parque eólico marino que Iberdrola promueve en el mar del Norte. Se trata de una estructura que albergará una subestación eléctrica para e complejo East Anglia One. Esta obra arrancó en marzo de 2017 y culminará antes de final de este año.

Reto de producción

En cuanto al astillero de San Fernando, la dirección de Navantia necesita cubrir cinco puestos de trabajo, todos ellos de ingeniería. La firma el pasado abril del acuerdo para la construcción en la planta isleña de cinco corbetas para la Marina saudí ha puesto en órbita estas instalaciones, que ya se preparan para abordar el nuevo reto.

Así, se necesitan cinco ingenieros de diferentes ramas. El anuncio está dirigido a titulados superiores con máster naval para coordinar la ejecución de obras. Entre los requisitos, además del inglés y la titulación, se exige una experiencia mínima de tres años en procesos de producción. Navantia distingue en varias áreas estos contratos, que son indefinidos (3) y temporales (2). Los puestos a cubrir son ingenieros de montaje en la especialidad de Acero, Comunicación, Navegación y Combate.

Igualmente, la compañía demanda para San Fernando ingenieros de fabricación en la rama de armamento y construcción.

La recogida de solicitudes culmina el próximo 22 de mayo y la incorporación es inmediata

Las ofertas se publicaron el 3 de mayo y la incorporación es inmediata. El astillero de San Fernando, que incluye la Unidad de Sistemas, uno de los centros más sofisticados en materia e I+D sobre tecnología naval, ultima en estos momentos el quinto Barco de Acción Marítima ‘Audaz’, el sexto, el ‘Furor’, se construye en Ferrol, que será entregado a la Armada el próximo junio. El astillero isleño aguarda con impaciencia el inicio de la obra saudí que, según las previsiones, podría arrancar a final de este año.

Por lo que respecta a Galicia, el astillero de Ferrol necesita ocho operarios de alta cualificación. Esta planta trabaja ahora en la construcción de dos buques logísticos (AOR) para la Armada australiana y será el epicentro de la construcción de las futuras fragatas F-110 de la Armada española. Ante esta situación, la dirección de la empresa demanda analistas de programación, ingenieros de sistemas, de pruebas mecánicas y coordinadores de producción, además de responsables de control de programas y de logística.

La oferta de la compañía también salpica a sus oficinas en Madrid, donde se necesita cubrir cinco vacantes entre consultores, técnicos de movilidad internacional y planificación de operaciones.