PROVINCIA

La moda del ‘autocaravaning’ avanza con paso incierto en Cádiz

Asociaciones de aficionados a las autocaravanas tienen en el punto de mira la costa y la capital gaditanas, puntos en los que ya han encontrado alguna respuesta

La moda del ‘autocaravaning’ avanza con paso incierto en Cádiz
MERCEDES MORALES - Actualizado: Guardado en:

Para quienes no creen en lascasualidades, ahí van unas cuantas. En los últimos meses está sonando con mayor fuerza que nunca en nuestra comunidad autónoma la posibilidad de instalar nuevas áreas de servicio para autocaravanas. Hasta ahora, estos vehículos turísticos solo habían sido citados en medios de comunicación por denuncias de la patronal turística por realizar estacionamientos prolongados en zonas no acondicionadas, especialmente en primera línea de playa, como en El Palmar (Vejer de la Frontera) o en la playa de Cortadura en Cádiz.

Esta última ubicación ha sido y es la favorita por ser una zona tranquila y en primerísima línea de playa. No es extraño, de hecho, encontrar varios vehículos de este tipo estacionados frente al mar. En otras playas, como en la costa vejeriega, los hosteleros denuncian periódicamente que las autocaravanas estacionan (a pesra de estar prohibido por ordenanza municipal) a las puertas de sus negocios, restándoles visibilidad y comodidad a los clientes. Y hasta ahí llegaba la incidencia de una tendencia turística en la costa de Cádiz que se practica con mayor asiduidad en el resto de Europa o incluso el norte de España, más cernano al sur del Francia, al Camino de Santiago y demás ofertas acordes con el turismo itinerante.

Pero desde hace unos meses el asunto de los aparcamientos oficiales para autocaravanas no deja de sonar. Especialmente ahora que hay suelo vacío de sobra sin inversiones a la vista. En junio de este año, la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (la APPA, ente público perteneciente a la Junta)anunció que instalará en los puertos deportivos aparcamientos para autocaravanas con el fin de dar uso a unas instalaciones abandonadas. Así, en la provincia de Cádiz, se abrirán áreas de servicio para autocaravanas en Rota, Puerto América en Cádiz capital, Chipiona y Barbate. Estos dos últimos serán los primeros en estar funcionando. En la capital gaditana, Puerto América, que nació para acoger a embarcaciones turísticas y deportivas del más alto nivel será transformado, en parte, en un aparcamiento para los aficionados al autocaravaning.

En los plenos municipales de la capital también se ha oído recientemente la propuesta del equipo de gobierno de habilitar una zona para acoger a este pequeño segmento turístico, que no constituye una multitud pero sí una buena tribu turística. De hecho, se aprobó en el pleno de mayo la adecuación una zona de la ciudad para caravanas, mencionándose la playa de Cortadura, y también la creación de una ordenanza que regulara este tema. Según fuentes municipales, la Corporación continúa trabajando en este asunto, tanto en la redacción de la ordenanza como en la posible ubicación de la zona de caravanas.

Hasta ahora, cuando una autocaravana llega a la capital, la mejor opción, planteada por los propios viajeros, es dejar el vehículo en Rota o El Puerto de Santa María y desplazarse hasta Cádiz en catamarán. De hecho, este viaje por la Bahía y el lugar de llegada, en pleno centro de la ciudad, forman parte del atractivo de este destino para los conductores, que suelen compartir sus itinerarios, opiniones y experiencia en blogs y redes sociales, algo que mueve opinión y ocupa bastante a los políticos actuales.

Pero desde los propios ayuntamientos gaditanos y la patronal Horeca llamanla atención sobre varios aspectos inciertos. Por un lado, el presidente de la federación de asociaciones de hostelería de Cádiz, Antonio de María, entiende que hay que dar respuesta también a este turismo pero apuesta más por el modelo de la Junta, que plantea instalaciones cerradas, reducidas, sólo para el desagüe y repostaje por pocas horas o días, como la citada de los puertos deportivos andaluces. La patronal teme que este ‘lobby’ turístico sea «un Caballo de Troya», es decir, que se les facilite un área de servicio en Cortadura, tal y como está estudianto del Ayuntamiento de Cádiz, «y que se llene todo el aparcamiento desde el inicio de la playa hasta Tiro Janer de autocaravanas ‘esperando para ser atendidas en el punto de desague’ durante días y días».

En municipios muy deseados por el autocaravanista como Vejer ya regularon este tráfico en 2005. De esta forma, ni en la playa de El Palmar ni en el casco urbano de Vejer está permitido por normativa municipal aparcar caravanas ni autocaravanas. El municipio ofrece como alternativa el uso de aparcamientos privados pero solo para estancias diurnas. Si alguna autocaravana quiere pernoctar en Vejer de la Frontera ha de acudir a un camping o se expones a multas y sanciones.

El equipo de gobierno de Vejer también estudia en estos meses la instalación de una área de servicio para autocaravanas, movidos por la presión de las asociaciones de turistas de este segmento, «pero siempre fuera de los 500 metros de la franja litoral y para estancias máximas de 72 horas», apunta el concejal de Ordenación del Territorio, Daniel Sánchez.

Hasta ahora, organizaciones como la Asociación Andaluza de Autocaravanistas (Asandac), cuya página web es www. asandac.org, está encontrando las respuestas a sus peticiones que nunca tuvo, especialmente en algunas provincias como Cádiz. El exceso de suelo sin inversiones turísticas, abandonado durante años, está siendo el caldo de cultivo perfecto para que las instituciones públicas de distinto signo político encuentren muy oportuno ofrecerles este uso. Tanto usuarios, como políticos o representantes de la patronal obogan por un uso regulado y cívico pero hasta ahora todo han sido presiones en ambos sentidos. Desde la Asandac realizan convocatorias periódicas para asistir a encuentros en cualquier punto de Andalucía. La próxima cita, en Lora del Río (Sevilla), para celebrar la inauguración de una nueva área de servicio, el fin de semana del 7 al 9 de octubre. Animan a que la asistencia sea masiva.

Del jipi de los 60 a las familias del 2020

En España cada vez hay más espacios o parcelas para estacionar estos vehículos aunque distan de los de otros países de Europa, donde está afianzado desde hace más tiempo el uso de las caravanas para viajar. En nuestro país existen unos 1.400 campings con parcela para caravanas como autocaravanas, con toma de luz y agua corriente y antena de TV, y unas 700 áreas de pernoctación, con zona de vaciado de aguas grises, llenado de agua limpia y, en algunos casos, toma de luz. Aunque han crecido bastante en número durante la última década, aún distan mucho de los 10.000 puntos con los que cuentan países como Francia. Según marca la legislación española, las caravanas y autocaravans pueden aparcar en los mismos sitios que un turismo, siempre que no despliegue elementos que sobresalgan, como toldos, bajo riesgo de multa. Ysin desaguar en ningún caso en el acerado o aparcamientos. Andalucía no es precisamente un destino muy escogido por este tipo de turismo. Predominan los recorridos por el Camino de Santiago, pueblos del interior de Cataluña y rutas costeras de Levante como las preferidas en España. Fuera de nuestro país, los mercadillos navideños centroeuropeos, Italia y costa de Croacia o Marruecos son los favoritos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios