PLAYAS

Órdago a la remunicipalización de los módulos de playas en Cádiz

El comité de empresa exige al Ayuntamiento que la remunicipalización sea antes del 15 de agosto por «graves perjuicios» en el funcionamiento actual

CádizActualizado:

El comité de empresa de Acciona, actual adjudicataria del servicio de los módulos de playa, dice «no» al retraso acumulado en la remunicipalización, porque supone ya «la tercera fecha que se incumple desde que se aprobó por el Pleno del Ayuntamiento de Cádiz».

Según un comunicado emitido por Acciona, la causa oficial esgrimida por el Ayuntamiento «para justificar este nuevo retraso» ha sido «la manifiesta tardanza de la empresa en facilitar toda la documentación necesaria para llevar a cabo la subrogación del personal», el comité de empresa ha considerado que «la causa real no es otra que la falta absoluta de valentía y decisión por parte del Ayuntamiento en la ejecución de una medida que, anunciada en su día a bombo y platillo como un urgente y notable avance, hoy en cambio se diluye en el tiempo con las excusas más peregrinas».

Por otro lado han señalado que la prueba evidente de «la falta de valentía y decisión municipal lo constituye el hecho de que, aún a día de hoy, nadie desde el Ayuntamiento, ni desde Cádiz 2000, han comunicado a Acciona una fecha concreta en la que se asumirá de forma definitiva el servicio, requisito imprescindible para poder ejecutar con garantías el proceso de subrogación y empiecen a surtir efectos los plazos y responsabilidades legalmente previstos en estas circunstancias».

A estos efectos, «resulta obligado recordar a los responsables políticos municipales que el artículo 17.2 del I Convenio colectivo sectorial de limpieza de edificios y locales, en el que se abordan las condiciones de subrogación del personal, se establece con toda claridad que todos los supuestos en los que proceda la subrogación del personal se deberán acreditar documentalmente por la empresa o entidad saliente a la entrante».

Este nuevo retraso supone «graves perjuicios funcionales y laborales en relación al funcionamiento normal del servicio de módulos de playas».

Desde el punto de vista funcional, el comité de empresa de la adjudicataria ha asegurado que este retraso «supone que se amplía el periodo en el que Acciona mantiene una intencionada actitud de reducir en grado extremo cualquier tipo de gasto, ya sea en materiales de limpieza o productos de reposición».

Así, han anunciado que la semana anterior, fueron varios los días en que «no se facilitó lejía para limpiar», por lo que «algunas trabajadoras tuvieron que comprar varitas aromáticas para compensar los malos olores que se generaban en los servicios» o no fue posible reponer el papel higiénico de los servicios o el papel de manos de los lavabos. «Circunstancias todas estas que, como es obvio, repercuten de forma muy importante sobre todos los ciudadanos que hacen uso de los módulos de playa y deteriora de forma sensible la imagen externa de las playas».

Desde el punto de vista laboral esta circunstancia supone que Acciona «sigue gastando lo menos posible en cobertura de personal. Se niega a conceder derechos reconocidos por acuerdos sindicales internos, poniendo como excusa que no sabe cuándo va a finalizar su contrato de servicios con el Ayuntamiento».

Así, la empresa «se niega a entregar los uniformes correspondientes a este año con la misma excusa» y sobre todo «mantiene en funciones a una encargada general que desarrolla un estilo de organización del trabajo en los módulos basado en el autoritarismo y la represión contra quienes se atreven a discutir su estilo soberbio y prepotente».

Por todo lo expuesto, el comité de empresa ha solicitado al Consistorio que comunique una fecha concreta para la remunicipalización del servicio, y que ésta no supere el 15 de agosto. Si en esta fecha Acciona no ha facilitado toda la información requerida han confiado en que «se proceda por parte de Cádiz 2000 a asumir de forma inmediata y directa la plena gestión del servicio, así como a emprender contra Acciona todas las medidas legales que procedan para repercutir sobre ella cualquier posible perjuicio que de tal atraso pudiera derivarse».