VISITA DE RAJOY A CÁDIZ

Un grupo de pensionistas recibe entre abucheos a Rajoy en Cádiz

Medio centenar de personas se manifiesta y grita consignas contra el Gobierno

Actualizado:

Algo más de medio centenar de personas se han manifestado este viernes en Cádiz aprovechando la visita del presidente del Gobierno a la ciudad. La marea pensionista tomó pronto una de las calles aledañas al Oratorio de San Felipe Neri donde Mariano Rajoy iba a participar en un acto. Sin embargo no pudieron llegar hasta él debido al dispositivo de seguridad que tenía cortado los accesos.

Cuando el presidente del Gobierno llegó en torno a la una acompañado además de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, sí pudieron abuchearle y gritarle consignas en protesta por el «irrisorio» incremento del 0,25% de las pensiones y, lo que consideran es un «desmantelamiento progresivo» del sistema público. «¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden!», gritaban.

Ya en el acto, Rajoy hizo mención en su discurso a este asunto recordando que en su primer debate de investidura, en diciembre de 2011, se comprometió a no bajar dos partidas, que fueron el seguro de desempleo y las pensiones, «y no han bajado». «Es verdad que la subimos poco, pero en la situación que había y viendo lo que estaba sucediendo en algunos países a los que se les obligó a bajar las pensiones, fue una decisión difícil de llevar a cabo», ha añadido.

Rajoy ha afirmado que «ahora ya se pueden subir las pensiones y el suelo de los funcionarios o el salario mínimo, pero conviene no exagerar las cosas para no cometer los errores del pasado».

El presidente ha señalado que si se hubieran congelado las pensiones, el gasto hubiera subido en 3.800 millones de euros, por el número de personas que cada año se incorporan, y se ha decidido aumentar el resto de pensiones porque «creemos que podemos mantener el déficit».