María del Mar Manuz, junto al obispo, Rafael Zornoza
María del Mar Manuz, junto al obispo, Rafael Zornoza
IGLESIA

Cáritas despide a cuatro trabajadores

La entidad reconoce que se haya inmersa en un «plan de saneamiento y viabilidad»

Actualizado:

Cáritas diocesana de Cádiz ha despedido recientemente a cuatro trabajadores como medida dentro de lo que ha denominado «un plan de saneamiento y viabilidad». La entidad ha remitido un comunicado en el que se recoge lo siguiente:

«Los fuertes recortes en los ingresos de las organizaciones del tercer sector vienen produciendo una situación crítica de funcionamiento que podría afectar a los programas de atención social que benefician a las personas más necesitadas de la Diócesis. Antes que nosotros, otras entidades sin ánimo de lucro han vivido o están viviendo esta misma situación, al igual que ha sucedido en otros sectores de la sociedad.

Analizadas las posibles soluciones, Cáritas Diocesana de Cádiz viene aplicando un plan de saneamiento y viabilidad que permita afrontar el futuro más inmediato, reorganizando los equipos, redimensionando los centros, reduciendo gastos y buscando nuevas fórmulas de financiación. No obstante, nos encontramos con la dolorosa necesidad de recurrir a medidas adicionales, amortizando cuatro puestos de trabajo para ajustar el personal a los recursos disponibles, antes de que pudieran verse desasistidas las personas a las que Caritas atiende.

En la actualidad, Cáritas Diocesana de Cádiz realiza sus fines sociales con la colaboración imprescindible y mayoritaria de 1.108 voluntarios que prestan su servicio con total gratuidad, complementados por 24 trabajadores contratados. Confiamos en el potencial de este gran equipo humano para seguir prestando con vocación el servicio de caridad que siempre ha ofrecido la Entidad.

Hacemos un llamamiento a nuestros socios y colaboradores, para que mantengan el compromiso económico que nos permite ayudar a miles de personas. Son momentos muy duros para nuestra Organización, pero buscaremos con entusiasmo nuevas formas de proseguir nuestra misión, que sigue siendo indispensable. Aún queda mucho por hacer».