Fotografía

El abandono de Cádiz, a golpe de calendario

Cuatro fotógrafos denuncian en un almanaque el mal estado del patrimonio de la ciudad

Actualizado:

El abandono de Cádiz retratado, grabado en la memoria y plasmado a golpe de calendario. Doce meses para doce joyas olvidadas. Un trabajo que, aunque pueda parecer contradictorio, recoge la belleza de la ciudad y el inconformismo de cuatro fotógrafos aficionados que por iniciativa propia han querido denunciar con arte su visión de Cádiz. «Con una selección de estas imágenes, hemos realizado un calendario para el año 2017 con la esperanza de que algunos de los edificios que aquí aparecen no tuvieran que hacerlo en un hipotético almanaque para 2018», aseguran los artífices de esta peculiar protesta.

Desde el ruinoso Molino de Mareas del Río Arillo hasta el Colegio Mayor Beato Diego, pasando por la Escuela Náutica, el edificio de Valcárcel, El Olivillo, Puerto América o la Residencia de Tiempo Libre. Son algunos de los edificios o «cadáveres arquitectónicos», tal y como ellos los denominan, que conforman el mapa del patrimonio olvidado de la capital gaditana y que anuncian unos meses que simbolizan el paso del tiempo.

«El abandono es la antesala del olvido. Y así empezó todo. No sabemos cómo fue, ni creemos que nadie lo sepa a ciencia cierta. Dejaron de sonar las sirenas de las factorías y de los barcos, que se fueron para no volver a Cádiz nunca más, y nadie supo el porqué. Se marcharon aquellos estudiantes del otro lado del mar, de otros rostros, otras pieles y otras banderas y su casa de siempre quedó vacía», apuntan estos profesionales con más de 30 años de experiencia en el mundo de la fotografía y que se aúnan bajo el nombre de ‘TerceroEfe’. Son solo cuatro personas: Francisco Rocha, Rafael Sánchez, Rafael Pérez y Juan Martín Beardo, que no buscan otra cosa que la de huir del inconformismo que, a su juicio, caracteriza a la sociedad gaditana.

«Solo nos queda la rebeldía ante el abandono al que nos vienen sometiendo las diferentes administraciones, de diferentes colores políticos, y que tanto nos duele a los que somos de Cádiz», aseguran.

«Éste es el resultado de una farragosa tarea que nos llevó un tiempo de búsqueda y, por qué no, de reencuentro con la belleza y con nuestro pasado. Lo que nunca encontramos fue la respuesta a cómo un pueblo acepta la decadencia como algo inevitable, asistiendo impávido al abandono, que es el camino que conduce inexorablemente hacia el olvido», apuntan estos profesionales en su obra.

Este anuario, que arranca el mes de enero con el Colegio Mayor Beato Diego y que termina en diciembre con Valcárcel, puede descargarse de forma gratuita a través de la página web terceroefe.com. «No tenemos patrocinadores ni ánimo de lucro. Solo nos queda la esperanza de que alguien se interese y podamos realizar una exposición sobre esta temática, ya que en el calendario solo se refleja una parte muy pequeña de nuestro trabajo, que es mucho más extenso. O editar un libro sobre Cádiz, por qué no», afirma Juan Martín Beardo, uno de sus portavoces.