POLÉMICA

Recogida de firmas para que vuelva el párroco que cantaba sevillanas

El Obispado de Cádiz niega que esa haya sido la razón de la sustitución

Miembros de la feligresía de la parroquia de La Inmaculada, en La Línea de la Concepción, han empezado a recoger firmas para que el párroco del templo, Carlos Pérez Jiménez, lo siga siendo después de que el Obispado de Cádiz anunciara hace unos días su relevo. El motivo de dicha sustitución obedece, según feligreses de la parroquia, a la aparición televisiva del sacerdote en el programa de Canal Sur 'Yo soy del Sur', participando en un casting cantando sevillanas.

Según vecinos linenses la degradación del Padre Carlos Pérez, que pasará a ser coadjutor (ayudante del párroco) en breve, obedece a que es «moderno y cercano a la gente».

Según cuentan vecinos de La Línea, «es una persona muy querida» en la vida de la parroquia de La Inmaculada, adónde llegó en 2014, procedente de una parroquia de Conil, también en la provincia de Cádiz.

El Obispado señala que la decisión no se basa en su aparición televisiva

Desde el Obispado de Cádiz y Ceuta niegan que ese cambio se deba a su participación en ningún programa de televisión: «No tiene ninguna consecuencia, ha sido un cambio normal y habitual de los que se hacen cada año, de hecho sigue en la misma parroquia».

Fuentes del Obispado han explicado a este medio que dos veces al año hay «dos tandas de nuevos nuevos nombramientos» en las parroquias de la provincia. La primera tanda de este año se produjo en la segunda semana de junio, donde se sustituyeron a cuatro párrocos además de otros cargos» y la segunda «ha sido la semana pasada, donde se han cambiado a cinco párrocos».

Entre ellos se encuentra el padre Carlos, que «pasará a ser coadjutor (vicario parroquial) de la parroquia de La Inmaculada y de San José de La Línea». Preguntado por los criterios que determinan los cambios que se hacen anualmente, no hay ninguno concreto, atienden a «las necesidades de cada parroquia», es «un criterio a nivel pastoral» e influye también la evaluación que se hace de cómo ha discurrido «el año parroquial» en cada iglesia.

Se da el caso de que, según afirman vecinos, hay gente «más rancia» a la que no le gusta este sacerdote ni cómo oficia las misas mientras que «la gente joven está encantada con él porque es moderno y hace las misas muy amenas».

El Padre Carlos participó en el programa de María del Monte en junio de 2016 y pese a que fue eliminado, tuvo alguna aparición televisiva más en el programa de la televisión autonómica.

Toda la actualidad en portada

comentarios