actualidad

Navantia celebra los 40 años del astillero de Puerto Real con una jornada de puertas abiertas

La empresa naval ha construido en estas cuatro décadas 79 barcos

la voz - 17/10/2015 a las 09:58:24h. - Act. a las 10:10:11h.Guardado en: Actualidad

Navantia celebra esta mañana una jornada de puertas abiertas en el astillero de Puerto Real para celebrar el 40 aniversario de la construcción del dique.

En una nota, Navantia ha explicado que en estas cuatro décadas se han construido 79 barcos en dicho astillero. Asimismo, ha detallado que en la actualidad los diferentes astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz cuentan con la «suficiente carga de trabajo para impulsar una transformación que la haga más competitiva».

Según ha recordado, fue el 18 de octubre de 1975, con el acto de «flotadura» del buque Aragón, cuando inició su andadura la nueva factoría de Puerto Real, un recinto industrial que, al cumplir los 40 años, ha sido «testigo privilegiado de la gran trasformación de la industria naval española».

Con 79 barcos construidos, la factoría de Puerto Real ha sido gestionada por las cuatro compañías de construcción naval que se han sucedido en el liderazgo de esta industria en España: Astilleros Españoles, E. N. Bazán, Izar y Navantia.

«Las reconversiones de los años 80 y 90, la búsqueda constante de nuevos mercados y la adecuación de su planta a las demandas del sector, han ido configurando un astillero moderno y versátil capaz de resolver con éxito los retos que plantea cada nuevo producto que se elabora en sus instalaciones», ha señalado.

La introducción de la soldadura en los astilleros a finales de los años 30, unida a la aplicación de los principios de la construcción por bloques durante los 50, provocó un «cambio radical» en la manera de construirlos barcos. Estas nuevas técnicas permitieron reducir los costes de producción y ganar en seguridad y productividad de los trabajadores.

En la década de los 60, la aplicación de la tecnología de grupos en la construcción naval remató el cambio tecnológico que permitió el diseño del nuevo astillero según líneas de proceso. Mediante la construcción por zonas y etapas se facilitó la producción masiva de buques, la estandarización del diseño y la flexibilidad de la fabricación, lográndose una mayor integración de los procesos de acero (construcción del casco) armamento (instalación de servicios) y pintura.

El astillero de Puerto Real, con más de 1.000.000 de metros cuadrados de superficie y un «cuidadísimo diseño» de sus instalaciones, fue construido siguiendo «escrupulosamente» los criterios anteriormente expuestos con el objetivo de ser «el buque insignia».

Ahora, con motivo de este 40 aniversario, el astillero de Puerto Real abre sus puertas a los ciudadanos para mostrar «un poco más de su historia y acercar a todos al gran proceso de construcción de un buque».

El nuevo escenario de Navantia

Navantia ha explicado que antes del verano logró el contrato para la construcción de los petroleros Suezmax. Este «importante encargo», junto a los programas en marcha, dotan a Navantia de «la suficiente carga de trabajo en todas sus factorías, y de esta forma seguir impulsando la necesaria transformación de la compañía para ser más competitiva y sostenible».

Además, la compañía ha garantizado que continuará desarrollando una «intensa actividad comercial» para lograr nuevos contratos.

En esta línea, ha significado que los astilleros de la Bahía de Cádiz construirán la mayor parte de estos petroleros Suezmax, el BAM que está en marcha en San Fernando y la subestación eléctrica para el Parque Wikinger que Iberdrola instalará en el mar Báltico, al norte de Alemania.

Además, Navantia «sigue apostando» en el negocio de reparaciones, con sus mercados estratégicos, como es el de cruceros y sobre todo con el contrato de mantenimiento de los destructores de la US Navy en Rota. También da la «máxima importancia» al negocio de Navantia Sistemas por su capacidad tecnológica.

Respecto a la ingeniería, Navantia ha indicado que centrará sus recursos de ingeniería conceptual y diseño en buques militares y en buques civiles «innovadores de alto valor añadido», como los LNG, con destino tanto al mercado nacional como al de la exportación.

Igualmente, otra prioridad de la ingeniería para Navantia, en función de los acuerdos alcanzados con astilleros de diferentes países, será la asistencia técnica y la ToT (transferencia de tecnología), actividad de creciente demanda y futuro. La diversificación a través de la eólica off-shore es otra de las "claves" para la empresa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios