Mariano Rajoy, en Córdoba este domingo, junto a los padres de Sandra Palo y el padre de Marta del Castillo
Mariano Rajoy, en Córdoba este domingo, junto a los padres de Sandra Palo y el padre de Marta del Castillo - EP
POLÍTICA

Susana Díaz acusa a Rajoy de utilizar a las familias de las víctimas en el debate de la prisión permanente

La presidenta respalda la posición del PSOE en cuanto a las dudas sobre la compatibilidad de la medida con la Constitución

SEVILLAActualizado:

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha calificado este lunes de «oportunista» el debate sobre la prisión permanente revisable y ha lamentado la utilización del «dolor de las familias», en referencia al acto protagonizado el domingo en Córdoba por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en le que defendió esta medida judicial.

Preguntada sobre este asunto en una entrevista en «Los desayunos de TVE», la presidenta dijo «Lo que yo sé es lo que no haría nunca», para criticar «la imagen (de Rajoy) utilizando el dolor y el sufrimiento de las familias» de las víctimas, lo que ha achacado a su «debilidad» en este momento como presidente del Gobierno.

«Para eso yo no valdría», ha proseguido la presidenta de la Junta, que ha incidido en que esta cuestión tiene «muchas connotaciones» y es necesario un debate «en profundidad».

Así, ha recalcado que son muchos los penalistas, y su partido lo defiende «igual», que dicen que hay dudas de si el mantenimiento de la figura de la prisión permanente revisable es «compatible o no» con la Constitución.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió este domingo en Córdoba la prisión permanente revisable que, además de los principales tribunales y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), tiene el aval «de la mayoría de los españoles». En ese acto, acompañaron al presidente del Gobierno, además del ministro de Justicia, Rafael Catalá y el presidente del PP Andalucía, Juanma Moreno, los padres de Sandra Palo, María del Mar Bermúdez y Francisco Palo y el padre de Marta del Castillo, Antonio del Castillo.