LA CRISIS EN EL PSOE

Otra mujer andaluza en un órgano de poder del PSOE federal

María Jesús Montero, consejera de Hacienda de la Junta, es miembro de la Comisión de Garantías, precisamente la que pretende esquivar Pedro Sánchez

María Jesús Montero en su escaño en el Parlamento de Andalucía
María Jesús Montero en su escaño en el Parlamento de Andalucía - JUAN FLORES
STELLA BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en:

En Ferraz no quieren ni oír hablar de la Comisión de Garantías a la que apelan los 17 miembros de la Ejecutiva Federal que dimitieron en la tarde de este miércoles. Y eso a pesar de que en el escrito que en el que presentaron su renuncia solicitan expresamente que emita un dictamen sobre si la Ejecutiva está o no disuelta al tener 20 vacantes.

Según consta en el Reglamento de esta Comisión de Garantías, puede «emitir dictámenes no vinculantes a solicitud de los diversos órganos colegiados del partido». Y eso es lo que, según explicó en la noche de este miércoles el diputado andaluz Antonio Pradas, quien hasta ayer era el número tres de la Ejecutiva, van a hacer: reunirse y emitir un dictamen que tendrá que ser aprobado por el Comité Federal.

La clave está en quiénes integran este órgano del partido. Precisamente militantes socialistas no muy afines a Pedro Sánchez ya que está compuesta nada menos que la consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero; Wilfredo Jurado Rodríguez, quien fue concejal de Parla y mano derecha de Tomás Gómez en el Ayuntamiento de esa localidad; Inés Ayala Sénder, eurodiputada y que pertenece a la federación aragonesa; así como María Isabel Celáa, que es la presidenta y fue Consejera de Educación con Patxi López en el Gobierno vasco. Completa este órgano federal Félix Bolaños García, letrado del Banco de España y el experto del equipo para los temas jurídicos.

Hay que destacar, además, que esta comisión puede reunirse al marge de la Ejecutiva Federal, una competencia que, a pesar de los convulsos momentos que se viven en Ferraz, reconocía ayer hasta el propio César Luena.

La estratégica designación de María Jesús Montero en este órgano responde a la cuidada estrategia que tiene Susana Díaz, a quien hasta sus detractores le reconocen una importante habilidad en las cuitas internas. No se puede olvidar que la presidenta andaluza ha colocado a sus tres mujeres de confianza en sendos puestos clave del aparato de Ferraz.

Micaela Navarro era, hasta este miércoles, la presidenta del PSOE federal, un cargo honorífico pero con mucho poder si hubiese dimitido Pedro Sánchez. Verónica Pérez, su mano derecha y la secretaria general de Sevilla, es la presidenta del Comité Federal, y está por ver qué papel tiene que jugar en esta grave crisis. La tercera de sus mujeres es María Jesús Montero, de su confianza a pesar de quienes hablan de distanciamiento entre ella y la presidenta, y situada en la Comisión de Garantías, la que ahora tiene que decidir.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios