Jesús Maeztu presentando su informe anual en el Parlamento de Anadalucía
Jesús Maeztu presentando su informe anual en el Parlamento de Anadalucía - EP
INFORME

Maeztu incide en priorizar derechos fundamentales sobre criterios económicos

El Defensor del Pueblo Andaluz ha presentado su informe anual al presidente de la Cámara autonómica

SEVILLAActualizado:

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha presentado este martes en el Parlamento un informe sobre la actividad en 2017 de la oficina que encabeza. En la rueda de prensa posterior ha destacado la necesidad de garantizar los derechos fundamentales de los andaluces, lo cual no siempre se produce debido a la falta de disponibilidad presupuestaria.

Según Maeztu, existen derechos «ensombrecidos y debilitados» debido a restricciones presupuestarias y fallos en la gestión y coordinación que impiden una respuesta efectiva de la administración pública.

Además, ha opinado que aún no hemos vuelto al punto de partida de la crisis, la cual «sigue presente en la vida de miles de familias andaluzas que tienen la impresión de que la recuperación de los datos económicos no se acompasa a su situación».

Por ello, critica la «muletilla» de la administración aludiendo a la falta de dotaciones de presupuesto o problemas de gestión para no proceder a garantizar derechos vinculados a la educación, la salud, los servicios sociales, la vivienda o la justicia.

Es, pues, necesaria una apuesta por la inversión en derechos públicos, blindando la misma para que no quede a expensas de la situación económica, así como priorizar los derechos vinculados al Estado de Bienestar sobre los criterios económicos.

Tampoco se entiende, añade, que comunidades con superávit tengan los «grilletes» de la limitación del gasto. Por ello, apela a la necesidad de un cambio en la orientación política y de una administración cercana y ágil que responda de manera satisfactoria a la ciudadanía.