El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, ha negado este martes las irregularidades denunciadas por el PP
El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, ha negado este martes las irregularidades denunciadas por el PP - EFE

La Junta de Andalucía responde: «Sólo hubo una tarjeta y con muy poco gasto»

El portavoz del Gobierno de Susana Díaz niega irregularidades y dice que estas tarjetas son «algo común en las empresas»

SEVILLAActualizado:

Muy poco ha tardado el Gobierno andaluz en responder a la denuncia realizada por el PP sobre el uso de tarjetas black en la Faffe, la extinta fundación de Empleo de la Junta. El portavoz del Ejecutivo que preside Susana Díaz ha negado la existencia de tarjetas opacas en la Junta de Andalucía y ha asegurado que en la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) sólo un directivo utilizó una tarjeta «y con muy poco gasto».

«Lo que hay es una tarjeta, nada más», ha recalcado el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, quien ha explicado respecto a la información solicitada a la Junta por la titular del juzgado número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, sobre los pagos que se efectuaron con tarjetas de la caja central de la Faffe, ha detallado que dichos datos fueron requeridos el pasado marzo y la Junta los facilitó en abril.

Ha insistido en que es una única tarjeta, como «puede tener un directivo de cualquier empresa. Es algo común en numerosas empresas, tanto en el ámbito de lo público como de lo privado».

«No estamos hablando de multitud de tarjetas de cualquier tipo de color, como dice de forma casi apocalíptica el Partido Popular, sino que estamos hablando de una tarjeta», ha remachado.

Según el portavoz, la citada tarjeta tuvo un gasto de 44 euros mensuales de media y fue utilizada entre los años 2008 y 2010. Ha dicho, además, que no se ha detectado ninguna «irregularidad en el uso de esa única tarjeta» que había en la citada fundación.