Juan Pablo Durán saliendo del Parlamento andaluz
Juan Pablo Durán saliendo del Parlamento andaluz - JUAN FLORES
PARLAMENTO

Las «comisiones fantasma» sí existen para los diputados andaluces

El presidente del Parlamento desvela que los diputados pueden cobrar los complementos aunque no se celebren las reuniones

SEVILLAActualizado:

La polémica por las dietas y los complementos de los diputados ha subido un escalón con la intervención del presidente del Parlamento, el socialista Juan Pablo Durán, quien no se había pronunciado sobre la polémica. Las acusaciones de Podemos que lo señalaban como responsable de las llamadas «comisiones fantasma» (aquellas en las que sus diputados cobran asistencia pero no celebran reuniones) le hicieron dar el paso y explicar públicamente algunos detalles de las dietas, los complementos y las retribuciones de sus señorías.

Juan Pablo Durán no dudó en arremeter contra los diputados (de Podemos) que han pedido su dimisión por todo este asunto, «la mentira no debería tener cabida en las argumentaciones políticas», dijo para dejar la decisión sobre el futuro de las dietas precisamente en manos de sus señorías. El presidente del Parlamento afirmó que, si no se ha empezado a debatir sobre la reforma del reglamento que pide Podemos y que incluye eliminar las dietas que ahora reciben los diputados y cobrarlas sólo tras su justificación, ha sido porque había otros asuntos que habían entrado antes en la Mesa del Parlamento. «Cuando llegue el momento se va a debatir sobre la reforma que plantea Podemos, como es lógico; nadie la veta».

Bajarse los emolumentos

Pero mientras este cambio se produce, emplaza a los grupos parlamentarios a bajarse los emolumentos que cobran. «Todos los grupos harán sus aportaciones en el presupuesto de la Cámara para 2018 así que ahí pueden cambiar todas las cuantías que consideren oportunas porque se establece desde lo que cobran los diputados hasta lo que esta casa se gasta en jardinería». Eso sí. Las dietas y los complementos no podrán suprimirse del todo porque para eso sería necesario cambiar el reglamento interno de funcionamiento, un paso que está por dar.

Durán fue muy explícito en el caso de las «comisiones fantasma». El presidente del Parlamento ha declinado cualquier responsabilidad en el hecho de que los diputados cobren por asistir a unas comisiones que no se celebran. «En el artículo 46.2 del reglamento se establece la obligatoriedad de que se constituyan todas las comisiones de la Cámara. Si tienen o no actividad, depende de los diputados que presentan iniciativas y promueven su trabajo».

Complemento para dedicación exclusiva

El presidente de la Cámara desveló, además, una práctica desconocida por la cual los grupos políticos se reparten los cargos y sus correspondientes complementos en las comisiones para «hacer el cómputo de sus retribuciones que les faltan a aquellos que voluntariamente optan por la dedicación exclusiva en el Parlamento». Abundando en esta idea, Durán ha detallado que, a diferencia del Senado, la dedicación exclusiva no es obligatoria para los diputados y hay algunos que sólo cobran por la asistencia a los plenos y a las comisiones. Los que sólo trabajan en la Cámara andaluza ven complementado su sueldo (que está establecido en un mínimo de 3.000 euros brutos) con la asistencia a las comisiones.