STARLITE

Starlite no es un festival para Marbella, sino una «discoteca»

Un cambio de categoría por parte de Alcaldía arreglaría los problemas, pero el PSOE no cumpliría con los preceptos marcados por Podemos

Festival Starlite en Marbella
Festival Starlite en Marbella - FRANCIS SILVA
J.J. MADUEÑO Marbella - Actualizado: Guardado en: Andalucía Málaga

Starlite Marbella está harto del trato municipal recibido en Marbella. Las presiones de Podemos al equipo de gobierno, que sustentan con apoyos desde la oposición, para asfixiar al festival están dando sus frutos y los propietarios del evento no aguantan más el juego del socialista José Bernal, alcalde de Marbella. Tras anunciar que ya negocian con otras ciudades para salir de Marbella, Starlite pide al Consistorio que arregle los problemas de los horarios. Ya son 9 las ciudades que se han interesado por acoger la edición de 2018, aunque tres son los candidatos con los que están negociando los propietarios. La marcha de Marbella puede ser una realidad el 26 de agosto, si el Ayuntamiento no concede a Starlite la «catalogación real» que, a juicio de los promotores, debe tener este evento veraniego.

En la actualidad, el festival no está reconocido como tal. Starlite Festival no es un festival para el Ayuntamiento de Marbella. El problema reside en la legislación andaluza, que no reconoce esa categoría en el nomenclátor de estas actividades. De existir, como está previsto para el año que viene –según ha trasladado el Ayuntamiento a Starlite–, no habría ningún problema, porque el permiso para tener actividad hasta las 6.00 horas sería inherente a la declaración.

Pero la solución no puede ser, según los promotores, a un año vista. El Consistorio ha concedido este año una licencia al festival de auditorio para hacer «conciertos sueltos» con una zona de copas, dando un tratamiento al segundo escenario de la cantera como a cualquier otro bar o pub de Marbella, e imponiendo un horario de cierre a las 2.00 horas. A pesar de que, según los promotores, para contabilizar el canon que cobra a las empresas por la cantera sí estimó todo como un conjunto, área comercial incluida, y se multiplicó por 17 la cantidad a pagar a cambio de la licencia para la actividad –72 horas antes del primer concierto–.

Starlite ha pedido permiso excepcional para los 45 días de festival, pero sólo se han concedido 20 –como informó José Carlos Núñez, portavoz de Podemos, en redes sociales–. Una veintena de noches se quedan fuera sin que los propietarios del festival sepan las razones, como confirman a ABC. Y ahí surgen los problemas. «Nos llegan los permisos al día y tenemos que decirles a los trabajadores que ese día sólo trabajan hasta las 2.00 horas. A los artistas nos vemos obligados a pagarles el caché y no dejarlos actuar, porque no nos han dado permiso para más de las 2.00 horas», señala Sandra García-Sanjuán, presidenta de Starlite. El festival se verá obligado en más de la mitad de sus noches programadas a cancelar dos de las actuaciones y, hasta ahora, como reseñan los propietarios, a devolver las entradas para los conciertos electrónicos de las 2.30 horas y las 4.00 horas.

Las soluciones al conflicto son varias y todas pasan por el alcalde de Marbella, José Bernal, que para conseguir que el festival pueda desarrollar su programa debe ir en contra de lo marcado por Podemos. Según los promotores, el alcalde tiene la potestad de otorgar de forma excepcional 45 licencias de ampliación de horarios, que Podemos no está dispuesto a asumir. Aunque no haría falta eso. Si desde Alcaldía se nombra el festival como «evento de interés público» –la Junta sí lo reconoce– el horario de cierre se puede ampliar a las 6.00 horas de forma excepcional los 45 días. El mismo horario que tendría si se declara que el festival es una «actividad de esparcimiento y ocio» al ser, como afirman los propietarios, una oferta «cultural y musical que está cerrada», pese a no estar techada.

Lo que no puede ser es una «discoteca», como afirma Podemos, ya que no está abierto todo el año y la música en el festival es en vivo y no enlatada. Pese a eso, una licencia de discoteca también solucionaría los problemas de horarios con el Ayuntamiento, ya que estos establecimientos tienen permitida la apertura también hasta las 6.00 horas. Mientras se soluciona, la Policía Local seguirá subiendo a la Cantera de Nagüeles los días que no hay «licencia excepcional» para comprobar que se cumple la normativa impuesta.

Toda la actualidad en portada

comentarios