El extenista Manolo Santana recibió un homenaje el pasado fin de semana
El extenista Manolo Santana recibió un homenaje el pasado fin de semana - EFE (CARLOS DÍAZ)
DEPORTE

Manolo Santana ingresado en un hospital de Marbella

El extenista recibió el homenaje del tenis español el pasado sábado e iba a ser nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad este viernes

MARBELLAActualizado:

Manolo Santana (Madrid, 1938) está ingresado en un hospital de Marbella debido a unos problemas de salud. Según fuentes consultadas por ABC, apuntaron en un principio a que el extenista tenía «una posible neumonía». Sin embargo, su actual pareja, con la que convive a diario, ha restado importancia a este bache del mito del tenis español, que tiene problemas de corazón. «Manolo Santana está bien», ha declarado a ABC su actual esposa, Claudia Rodríguez, que le acompañó el pasado sábado en el último homenaje recibido por el campeón de Wimbledon en 1966 con el escudo del Real Madrid en el pecho –el club de su alma–.

Otras fuentes consultadas, explican que Santana se va a someter a una pequeña intervención al final de semana, que no reviste gravedad y confirman las palabras de su esposa diciendo que «está bien de salud», pero que está ingresado por su cuadro clínico.

Su estado de salud ha levantado preocupación entre un gran número aficionados y conocidos, que se han puesto en contacto con la familia para saber cómo se encontraba, según explicó Claudia Rodríguez. Santana es muy querido también en Marbella, donde llegó en 1979 para un torneo de exhibición.

En 1983, Björn Borg le ofreció hacerse cargo del Club de Tenis de Puente Romano, que el sueco regentaba. Aceptó el reto y se afincó en una ciudad que le iba a reconocer este viernes como Hijo Adoptivo, junto a Sergio Scariolo y Vicente del Bosque. Por este inconveniente el acto se ha suspendido junto con la Medalla de Oro otorgada a David Delfín.

Ganó también Roland Garros en 1961 y 1964, el US Open en 1965 y nunca jugó en Australia. Lo que no evitó que fuera una de las más grandes figuras del deporte en los años 60. Este pasado fin de semana, Manolo Santana no se ha perdido, pese al frío, los encuentros que España ha disputado en la pista que lleva su nombre del Club de Tenis Puente Romano en la primera eliminatoria del Grupo Mundial de Copa Davis.

El sábado, antes del encuentro de dobles entre España y Gran Bretaña, Santana recibió un cariñoso homenaje reconociendo su carrera y sus aportaciones al deporte de la raqueta. Fue uno de los momentos más emotivos de la eliminatoria. Siempre se ha sentido muy querido en Londres y Nueva York, donde dice que la afición le trata con mucho respeto. Eso se pudo ver el pasado sábado cuando los fans británicos y los españoles en pie le aclamaron al saltar a la pista.

Ahora, los 150 niños de su club de tenis esperan a volver a verle en las canchas, observando mientras ellos entrenan, saludándole cuando acaban de practicar y admirando la leyenda de un hombre que se hizo su primera raqueta con el respaldo de una silla.

Este fin de semana, Manolo Santana no se ha perdido, pese al frío, los encuentros que España ha disputado en la pista que lleva su nombre del Club de Tenis Puente Romano, del que fue director sustituyendo al Bjorn Borg. El sábado, antes del encuentro de dobles entre ambas selecciones, Santana recibió un cariñoso homenaje reconociendo su carrera y sus aportaciones al deporte de la raqueta.

Fue uno de los momentos más emotivos de la eliminatoria. Las dos aficiones en pie, ofreciendo respeto y cariño a un campeón de otro tiempo, cuyo recuerdo perdura, y que ahora lucha contra otra zancadilla de la vida, como ya lo hizo contra los problemas de corazón.