CONFLICTO POR LOS DERECHOS

Júzcar anuncia que puede dejar de ser «pueblo pitufo» en agosto

Las desavenencias con los herederos del creador de los personajes persisten y no se descarta el cese de relaciones

Júzcar, el único pueblo de la Serranía de Ronda con sus casas pintadas de azul «pitufo»
Júzcar, el único pueblo de la Serranía de Ronda con sus casas pintadas de azul «pitufo» - ABC
FERNANDO DEL VALLE Málaga - Actualizado: Guardado en: Andalucía Málaga

El sueño azul del pueblo «pitufo» puede estar a punto de acabarse. La localidad malagueña de Júzcar, conocida internacionalmente desde que en 2011 fuese elegida por Sony para presentar su película «Los Pitufos 3D» y pintara todas sus casas de ese color se encuentra a punto de perder su catalogación oficial como «primer pueblo pitufo» por culpa de un conflicto con los herederos del creador de los diminutos personajes, Pierre Culliford «Peyo».

Así lo ha anunciado el propio Ayuntamiento en su web municipal en una escueta nota publicada el pasado miércoles (que ya ha sido eliminada), que incluso fechaba el día 15 de agosto como el primero en que tendrá que prescindir de cualquier cualquier alusión oficial a los pitufos.

En el mismo anuncio, dirigido «a los turistas», se explicitaba que a partir de ese día Júzcar carecerá de las «estatuas, imágenes y cualquier referencia al nombre de Pitufo». Pero sí dejaba clara otra cosa, ante cualquier duda que pudiera generarse. Júzcar seguirá pintado de azul —frente al blanco refulgente del resto de pueblos de la zona— y todos los negocios seguirán ofreciendo productos y servicios turísticos. Está por ver que puedan ser oficiales. Una circunstancia que puede representar un auténtico varapalo para una localidad que de vivir únicamente del PER y la recogida de la castaña se ha convertido en un destino turístico casi de primer orden. En torno a 50.000 personas pasan cada año buscando a Papá Pitufo y el resto de personajes por sus calles. En este tiempo, se han multiplicado los comercios y locales de restauración.

El mismo Papá Pitufo saluda a los visitantes
El mismo Papá Pitufo saluda a los visitantes- ABC

¿Qué ha pasado para que este cuento tan feliz, que ya se prolongaba durante seis años y ha dado pingües beneficios al pueblo, pueda terminar tan mal? ABC se puso ayer en contacto con el alcalde de la localidad, el popular Francisco Lozano, quien declinó hacer ninguna aclaración al respecto remitiendo a próximas comunicaciones. Había que seguir buscando a Gargamel.

Lo cierto es que las desavenencias entre el Ayuntamiento de la Serranía de Ronda y la compañía International Merchandising Promotion & Service, que gestiona todos los derechos de autor que generan los pequeños seres, vienen de largo. Ya en primavera se desató el conflicto cuando desde la empresa se exigió al municipio el pago de los ‘royalties’ acordados por el uso de los productos oficiales. En junio se firmaba el armisticio y los juzcareños se comprometían a pagar un 12% de los beneficios.

Todo parecía arreglado. Pero hubo de aparecer entonces en escena el «pitufo gruñón», que no fue otro, según fuentes consultadas por este periódico, que el anterior alcalde, el socialista David Fernández. En un programa de televisión, realizó unas declaraciones en contra de la citada empresa que molestaron y mucho. Y la compañía, que incluso ha sufragado el repintado de las casas en azul este mismo año, envió una carta muy molesta al Ayuntamiento adelantando el cese de relaciones.

La alerta es total, por todo lo que puede perderse. Hasta el punto que tanto desde la empresa pública Turismo Costa del Sol como desde la Diputación Provincial se está intentando mediar para que la resolución a esta historia sea cordial. El ente provincial está invirtiendo miles de euros en un plan de dinamización del municipio para poder seguir albergando masas de turistas. Se han mejorado los accesos y construido aparcamientos, entre otras infraestructuras de las que carecía el pueblo.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, quiere ser optimista. Se está peleando y mucho tanto con la empresa belga como quien la representa en España, Biplano, para que la sangre (azul) no llegue al río (Genal). Y así todos los juzcareños puedan pitufar de nuevo.

Toda la actualidad en portada

comentarios