Tribunales

La operación policial por la gestión de la Cámara de Comercio de Jaén se cierra con 11 detenidos

El órgano se encuentra en la ruina a causa de la gestión anterior, según la investigación

Edificio de la Cámara de Comercio de Jaén.
Edificio de la Cámara de Comercio de Jaén.

La operación policial abierta por presuntas irregularidades en la gestión de la Cámara de Comercio de Jaén se ha cerrado con 11 detenciones, entre las que destaca la del ex presidente de este organismo Luis Carlos García. La operación se deriva del resultado de una auditoría solicitada por la dirección general de comercio de la Junta de Andalucía en la que los peritos detectaron anomalías de tipo económico entre los años 2010 y 2014.

Las conclusiones de la auditoría, presentadas en la fiscalía provincial de Sevilla, motivaron la operación policial Ceneo, en cuyo marco han sido detenidos responsables, técnicos y empresarios de la anterior directiva. Se les acusa de los delitos continuados de fraude de subvenciones, estafa, malversación de caudales públicos, apropiación indebida, prevaricación y falsedad documental, entre otros.

La operación policial se inició en diciembre de 2015 tras ordenar la autoridad judicial la identificación de los responsables de la Cámara de Comercio de Jaén durante los años 2010 al 2014, así como la investigación de su gestión. En un primer momento los investigadores estudiaron la documentación aportada por la autoridad judicial, consistente en la denuncia formulada y el informe de la auditoría.

Después complementaron el análisis con un estudio de la situación actual del órgano, que como consecuencia de la gestión investigada, se encuentra en una situación de ruina absoluta. La Cámara, una de los más antiguos de España, carece de ingresos, acumula deudas elevadas y tiene que hacer frente a la reclamación, por parte de diferentes organismos, de la devolución de subvenciones concedidas que, presuntamente no habían sido debidamente utilizadas por los gestores investigados.

Los agentes, tras solicitar a los actuales gestores los informes de los años investigados, han echado en falta documentos, que presuntamente han sido eliminados por los investigados con el fin de ocultar pruebas. Por esta razón, solicitaron a diferentes organismos públicos, estatales y autonómicos, así como a empresas, entidades privadas y financieras toda la documentación de los años investigados con el fin de cruzar datos. Los agentes han tenido que estudiar y analizar una enorme cantidad de documentos en los 5 años de gestión investigados.

Al cotejar los datos, los agentes han comprobado que durante la gestión investigada se habían solicitado y obtenido varias subvenciones de organismos estatales y autonómicos a las que, en algunos casos, no se le había dado el uso para las que fueron concedidas, y en otros el dinero había desaparecido. Asimismo, durante años se alquilaron vehículos a nombre de la Cámara que se utilizaron para uso particular y se utilizaron tarjetas de crédito de la institución para usos particulares. También se contrataron empresas de los directivos investigados y se confeccionaron facturas falsas por trabajos inexistentes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios