Residencia pública Peñalta, de Orcera
Residencia pública Peñalta, de Orcera - ABC
Sociedad

Ingresan con hipotermia a una anciana que abandonó de noche su residencia pública

El PP exige la dimisión del alcalde de Orcera por el presunto error en el control de usuarios

JaénActualizado:

Una anciana de 88 años, Adoración Bláquez, fue ingresada el 24 de diciembre en el hospital de Úbeda tras abandonar la residencia pública de mayores Peñalta, de Orcera, sin que nadie se percatara,según denuncia el PP de este municipio jiennense. La mujer permaneció a la intemperie durante varias horas de la noche. Las bajas temperaturas le causaron una hipotermia de la que fue atendida primero en el centro sanitario de alta resolución de Puente de Génave, desde el que la derivaron al San Juan de la Cruz, donde ha recibido el alta médica después de permanecer varios días hospitalizada.

El presidente local del PP, Sergio Ruipérez, tras expresar su apoyo a la anciana y a su familia, ha expuesto su preocupación por la salud de Adoración, de las que responsabiliza a la dirección de la residencia por los presuntos errores en el control de residentes, ya que la anciana, a pesar de estar aquejada de graves patologías, salió previsiblemente del asilo por su cuenta, sin que los trabajadores tuvieran constancia del hecho. Al percatarse, procedieron a su búsqueda. La encontraron en torno a las 7 de la mañana, cuando el frío ya había hecho ya mella en su salud.

Ruipérez, que es patrono de la fundación que gestiona la residencia, presidida por el alcalde de Orcera, Francisco Javier Fernández, solicita el cese de la directora de la residencia y, por elevación, exige responsabilidades políticas. En concreto, pide la dimisión del regidor como presidente. Esgrime tres razones: la, en su opinión, mala gestión de la residencia, la gravedad del suceso y la forma de gestionar la información, ya que, según el dirigente popular, no se facilitó a la familia de la anciana con la prontitud debida un informe sobre lo acontecido ni se llevó a cabo una reunión de la fundación para abordar el asunto.

No obstante, la residencia sí lo ha abordado. Por lo pronto, ha abierto una investigación interna para analizar los hechos. De entrada, ha quedado claro que la anciana utilizó la salida de emergencia, próxima a su habitación. Los empleados la encontraron muy cerca de ella e inmediatamente, dados los síntomas que presentaba, la llevaron al hospital más próximo. Ya recuperada, retornará al asilo, en el que residen 49 personas que son atendidas por una plantilla de 28 trabajadores.

La residencia cuenta en total con 59 plazas de residencia y 10 de unidad de estancia diurna. Dispone de habitaciones dobles con baños adaptados, mobiliario específico para ancianos y enfermería. Respecto al cuidado de los ancianos, lo lleva a cabo un equipo multidisciplinar compuesto por cuidadoras, auxiliares de clínica, terapeuta ocupacional y fisioterapeuta.